¿En qué consiste el conflicto de Hebrón?

La ciudad -sagrada para judíos, musulmanes y cristianos- es la mayor de Cisjordania, con más de 200 mil habitantes palestinos y algunos cientos de colonos israelíes
FOTO: Ammar Awad/Reuters.
07/07/2017
13:22
-A +A

La Unesco decidió este viernes incluir el casco antiguo de Hebrón en su patrimonio mundial, provocando la ira de los israelíes y el júbilo de los palestinos.
Hebrón reivindica ser una de las ciudades más antiguas del mundo, situando su fundación en el periodo calcolítico, es decir más de 3 mil años antes de Cristo.
A lo largo de los siglos, romanos, judíos, cruzados, mamelucos y británicos conquistaron la ciudad, que hoy en día se encuentra en el sur de Cisjordania, territorio palestino ocupado por Israel.
La ciudad --sagrada para judíos, musulmanes y cristianos-- es la mayor de Cisjordania, con más de 200 mil habitantes palestinos y algunos cientos de colonos israelíes.
Israel ocupó Cisjordania, con Hebrón incluida, en 1967 en un acto que nunca ha sido reconocido por la comunidad internacional.
En los años siguientes, una pequeña comunidad de colonos judíos se instaló en la zona, cerca de un importante lugar religioso protegido por cientos de soldados israelíes.
Naciones Unidas considera ilegales este tipo de asentamientos, pero Israel afirma que la ciudad tiene miles de años de Historia judía.
Los judíos habían vivido en Hebrón durante décadas antes de 1967 pero fueron expulsados tras violentos ataques palestinos durante el mandato británico, el más grave de los cuales dejó 67 judíos muertos en una masacre en 1929.
En el centro del conflicto se encuentra el lugar que los musulmanes conocen como Mezquita de Ibrahimi y los judíos como Tumba de los patriarcas.
Se cree que grandes personajes del Antiguo Testamento como Abraham están enterrados aquí.
En 1994, el israelo-estadounidense Baruch Goldstein abrió fuego contra musulmanes que rezaban en este lugar matando a 29 de ellos, antes de morir apaleado por los supervivientes.
Ahora el edificio está dividido en dos: los musulmanes rezan en la mezquita y los judíos en la Tumba de los patriarcas.
Los palestinos denuncian que la fuerte presencia militar israelí, que incluye varios puestos de control, es degradante y señalan que no pueden acceder a algunas partes de la ciudad.
La iniciativa, liderada por los palestinos, pidió al comité de patrimonio de la Unesco que reconociese la Ciudad Vieja de Hebrón como lugar protegido, al tiempo que se refiere a la ciudad como "islámica".
Israel rechazó la idea: el portavoz de la cancillería, Emmanuel Nahshon, afirmó que los palestinos están "intentando reescribir la Historia judía y la Historia de la región".
La votación tuvo lugar solo meses después de que la Unesco aprobase una resolución sobre Jerusalén, que según Israel negó la conexión judía al Muro de los Lamentos, el lugar más sagrado en que los judíos pueden rezar.
Los efectos sobre el terreno serán probablemente limitados, manteniéndose el control militar israelí de la zona.
El embajador de Israel en la Unesco, Carmel Shama Hacohen, se mofó de la resolución el viernes, asegurando que la fontanería de casa era más importante.
Pero Alaa Shahin, de la municipalidad palestina de Hebrón, declaró a la AFP antes de la votación que su aprobación podría incentivar el turismo.
Explicó que el ejército israelí cerró gran parte del zoco de la Ciudad Vieja y que la resolución podría respaldar los intentos de intentar evitarlo.
"Tendremos un cuerpo legal al nivel internacional que nos ayudará en nuestros esfuerzos para frenar cualquier intento de destruirla", afirmó.

sc

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS