La Estela de Luz, ni alumbra ni paga

Crimen y Castigo
Estela de Luz. (Archivo. EL UNIVERSAL)
14/06/2017
00:20
Periodistas Cultura
-A +A

La Estela de Luz, ni alumbra ni paga

La historia de rezagos en la Estela de Luz no se acaba de escribir. Después de que se inauguró en enero de 2012 con 15 meses de retraso, de que tardó muchos años en echar a andar su proyecto cultural, del cuestionable costo —mil 304 millones de pesos— y de que no le han faltado críticas y apodos, un nuevo escándalo cae sobre la escultura: la deuda que tiene la Secretaría de Cultura (anteriormente Conaculta) con la empresa Soluciones Bicentenaria (proveedora de soluciones de informática), por 26 millones de pesos. Ese dinero incluye intereses moratorios pendientes justamente desde 2012. La deuda por pagos vencidos no sólo ha crecido: se ha multiplicado. Incluso, en diciembre de 2015 era de 13 millones pesos, cifra se que conoció después de que un juez dictó sentencia a favor de la empresa y demandó que Conaculta (hoy Secretaría de Cultura) pagara esa cantidad. Los años pasan, ha habido apelaciones por parte de la institución y el proceso no se zanja. Se espera una nueva sentencia en unas semanas, pero pasa el tiempo y el adeudo sigue aumentando.

 

Inti Muñoz ahora despacha en la UNESCO

Nos cuentan que ayer, durante la presentación de dos plataformas digitales para difundir el patrimonio cultural en la capital, el secretario de Cultura local, Eduardo Vázquez, agradeció el esfuerzo que su equipo y las instituciones participantes, como la UNESCO en México, hicieron para lograr este proyecto que promoverá el conocimiento y la salvaguarda del patrimonio arqueológico, histórico y artístico. Entre esa lista de nombres, nos dicen, llama la atención el de Inti Muñoz, ex director del Fideicomiso del Centro Histórico, quien ahora funge como asesor cultural en la oficina de la UNESCO en México. ¿Se les habrá olvidado que durante su gestión al frente del Fideicomiso fue severamente cuestionado por el tema de la fallida intervención a El Caballito?

 

Editorial Porrúa se deslinda de Moreno Valle

Empieza a escalar a tal grado la polémica por la publicación de La fuerza del cambio, el libro de Rafael Moreno Valle, el ex gobernador de Puebla, pero sobre todo van tan en aumento las dudas de quién solventa la intensa campaña promocional que el panista tiene en numerosos anuncios en la vía pública, que Editorial Porrúa y Librería Porrúa emitieron ayer una carta aclaratoria para puntualizar que “no guardan ninguna relación con Miguel Ángel Porrúa ni con la publicación del título La fuerza del cambio, escrito por Rafael Moreno Valle”. Incluso en la misiva firmada por su director general, José Antonio Pérez Porrúa, reiteran esa aclaración “para evitar controversias que puedan vincularnos con actos de legalidad ambigua” y para recalcar que “no tienen vínculos con las personas u organizaciones que utilizan el apellido Porrúa para engañar y estafar”. No es la primera vez que esa empresa 100% mexicana fundada hace 117 años tiene que salir a deslindarse de otros editores que hacen negocio con el apellido Porrúa.

 

¿No llega a la chamba? Hágale como Carlos Miguel Prieto

Un día, compartió a la prensa, el concertador Carlos Miguel Prieto llegó tarde a dirigir un concierto de la Orquesta Sinfónica de Minería en la Sala Nezahualcóyotl debido al cierre de calles que provocó el Maratón Internacional de la Ciudad de México. Este año, dijo, no le volverá a pasar, por eso la Gala de Clausura de la Temporada de Verano 2017 de Minería, que antes se realizaba los domingos a las 12 horas, ahora se llevará a cabo a las 18 horas.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS