Descubren restos de velero que luchó en guerra entre EU y España

El USCGC McCulloch fue hundido el 13 de junio de 1917
13/06/2017
15:53
EFE
Los Ángeles
-A +A

Autoridades marítimas estadounidenses anunciaron hoy el reciente descubrimiento de los restos de un velero de la Guardia Costera que luchó contra los españoles en la guerra hispano-estadounidense, conocida también como Guerra de Cuba, y se hundió hace 100 años.

La Guardia Costera y la Administración Atmosférica y Oceánica Naciónal (NOAA) indicaron hoy en un comunicado de prensa que los restos del barco guardacostas USCGC McCulloch hundido el 13 de junio de 1917 fueron descubiertos en octubre de 2016 por un equipo conjunto de investigación.

"Los hombres y mujeres que tripulan nuestros nuevos (barcos) guardacostas han sido inspirados en las hazañas de grandes barcos y valientes tripulaciones como el McCulloch", destacó en la nota el contraalmirante Todd Sokalzuk, comandante del 11º Distrito de la Guardia Costera.

La embarcación USCGC McCulloch, a las órdenes del comodoro George Dewey, luchó en la guerra hispano-estadounidense, que duró casi cuatro meses entre el 25 de abril y el 13 de agosto de 1898 y participó en la batalla de la Bahía de Manila en Filipinas.

Una vez finalizada la guerra la embarcación con sede en San Francisco (California), patrulló la Costa Pacífica desde la frontera con México hasta Cabo Blanco en Oregón y ayudó en operaciones en Alaska.

El 13 de junio de 1917, luego de una colisión con el (barco a) vapor de pasajeros SS Governor, debido a una densa niebla, el McCulloch se hundió en Punta Concepción, cerca de la desembocadura del Canal de Santa Bárbara en el Océano Pacífico.

El McCulloch, construido en su momento con un costo cercano a los 200 mil dólares, fue el más grande velero tipo cúter con tres mástiles con velas y un motor de vapor que le permitía navegar a una velocidad de crucero de 17 nudos.

Robert Schwemmer, coordinador regional de Herencia Marítima de la Costa Oeste de NOAA, señaló que "este descubrimiento destaca un importante capítulo en la historia de la Armada Naval y la Guardia Costera", de EU.

Agregó que también ofrece la oportunidad de honrar al ingeniero jefe del McCulloch, Frank Randall, el único estadounidense que murió en la batalla de la Bahía de Manila, y al intendente John Johansson quien murió a causa de las heridas sufridas en la colisión con el SS Governor.

Los restos de la embarcación identificados por una serie de características de diagnóstico comprobadas por los investigadores, son propiedad del Gobierno protegida por la ley y ninguna parte puede ser removida, excepto por las autoridades marítimas autorizadas, indicaron las autoridades marítimas.

nrv

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS