La estatua romana que Hitler exigió para Alemania

"La Irakliotisa" es una escultura romana que fue encontrada por las tropas alemanas en Grecia, pero el mandatario quiso que la pieza fuera enviada a Alemania
Foto: AP
20/04/2017
17:55
Redacción
-A +A

"La Irakliotisa" es una escultura de mármol romana del siglo II d.C. que fue descubierta 1944 por las tropas nazi durante unas excavaciones, y ese fue el motivo por el que Adolf Hitler luchó por la estatua.

ABC informó que la pieza se trata del primer caso de robo de patrimonio cultural durante la ocupación alemana en Grecia.

La escultura fue encontrada intacta en marzo de 1944, en la Plaza de los Tribunales de Tesalónica. El hallazgo fue por casualidad, pero su valor fue reconocido inmediatamente. Los alemanes entregaron la pieza a las autoridades griegas en una ceremonia de propaganda oficial, pero el mandatario alemán se enteró y exigió que la escultura fuera a Alemania.

Artículo
El libro de Hitler apareció en una encuesta para conocer las preferencias literarias de los italianos
"Mi Lucha", de Hitler, libro favorito de jóvenes en Italia"Mi Lucha", de Hitler, libro favorito de jóvenes en Italia

Hitler apuntó que fueron los alemanes quienes hicieron el descubrimiento y la obra debía ir a su país, y así fue. En Alemania fue expuesta en el museo de Hitler en Linz y luego fue enviada al jardín de una casa de Joseph Goebbels, ministro de Propaganda del Tercer Reich.

El arqueólogo alemán G. Venzi encontró la estatua en una de las minas de sal de Altausse, en Austria, al término de la Segunda Guerra Mundial. Informó a las autoridades griegas y tras papeleo, y gracias al también arqueólogo Stylanos Pelekanidis, se consiguió que la escultura fuera recuperada en 1947.

Artículo
La exposición "Museo de la Locura: de Goya a Bacon" reunirá obras firmadas por "artistas con una mentalidad turbada"
Un museo en Italia presentará un cuadro desconocido de Adolf HitlerUn museo en Italia presentará un cuadro desconocido de Adolf Hitler

En la obra que mide más de dos metros se representa a una mujer con un peinado idéntico al de las representaciones de la Emperadora Valeria Galeria. Aunque se desconoce su identidad, Jenny Veleni, directora del Museo Arqueológico de Tesalónica, considera que se trata de una figura importante de la sociedad romana, posiblemente la sacerdotisa Vevia Alexandra.

La escultura estará expuesta en Memorias divididas 1940-1950: entre la historia y la vivencia, en el Museo de Arte Moderno de Tesalónica. 

nrv

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios