El mapa mercante más antiguo revela la globalización del siglo XVII

Científicos proponen que el mapa fue creado no en China, sino en Sumatra
Foto: Wikimedia
07/02/2017
13:44
Europa Press
Madrid
-A +A

La Carta de navegación mercante más antigua que se conserva hoy en día --el Mapa de China Selden-- revela la globalización ya existente en el siglo XVII, por aunar rasgos chinos y también indopersas.

La investigación dirigida por la Universidad de Nottingham Trent, en colaboración con la Sección de Ciencias del Museo Victoria y Albert, ha podido por primera vez identificar todo, desde los materiales y técnicas utilizados hasta los errores y re-dibujos realizados por el cartógrafo, gracias a técnicas de vanguardia.

Los científicos, cuyo estudio se publica en la revista Heritage Science, incluso proponen un nuevo lugar para la creación del mapa basado en su evidencia. No en China, sino en Sumatra.

Se piensa que el mapa de 1,6 x 1m - que representa las antiguas rutas de comercio marítimo en Asia - se hizo entre 1607-1619 y está pintado con acuarelas y tinta sobre papel chino. Es un ejemplo único de la cartografía comercial china, mostrando una red de rutas marítimas con indicaciones de rumbos a partir del puerto de Quanzhou, provincia de Fujian, y llegando hasta Japón e India.

Se sabe muy poco sobre el origen del mapa de estilo chino, que llegó a la Biblioteca Bodleiana de la Universidad de Oxford en 1659, donado por el destacado abogado londinense John Selden, donde permaneció hasta su "redescubrimiento" en 2008. Selden dijo que era "un mapa de China hecho allí" y que había sido tomado por un comandante inglés.

El mapa fue examinado in situ utilizando un sistema no invasivo "multiespectral" de imágenes desarrollado en la Universidad de Nottingham Trent. El sistema permitió a los científicos ver las áreas del mapa usando diferentes longitudes de onda de la luz, revelando la composición y el maquillaje de los materiales utilizados, así como detalles ocultos que no son visibles a simple vista. Se utilizó una serie de técnicas analíticas complementarias para identificar los materiales.

Los investigadores descubrieron que el medio de encuadernación utilizado para el mapa era la goma arábiga, una goma hecha de la savia del árbol de acacia - típicamente utilizada por los europeos y asiáticos del sur y del oeste - y no pegamento animal, que casi siempre se usaba en pinturas chinas de la época.

Los exámenes del pigmento utilizado encontraron una mezcla de añil con oropimente, un mineral amarillo - en lugar de gomorresina, un tinte amarillo - para hacer un color verde, lo cual es también muy inusual para una pintura en China en este período.

Y la detección de un cloruro de cobre básico en las áreas verdes sugiere una influencia del sur y oeste de Asia, donde se usaba a menudo en manuscritos. Este pigmento verde no se usaba típicamente en pinturas de papel de China.

Los encuadernadores y pigmentos utilizados son más consistentes con los encontrados en manuscritos de una tradición persa o indo-persa -y del mundo islámico- que los europeos o chinos, afirman los investigadores.

El examen detallado incluso encontró casos en los que el cartógrafo hizo alteraciones -algunas de ellas estilísticas, otras no intencionales- y otras que se desarrollaron a medida que el cartógrafo conocía un área determinada. Los científicos fueron capaces de identificar que las rutas comerciales se establecieron antes de que la tierra fuera dibujada.

Ellos creen que el cartógrafo no planeó el mapa completo desde el principio, por lo que tuvieron que volver a dibujar algunas de las rutas muchas veces y por qué se quedaron sin espacio en los puntos sur y oeste del mapa, forzando las rutas comerciales hasta estar fuera de las direcciones de la brújula. Dos rutas de comercio se dibujaron sin sus correspondientes direcciones de la brújula, lo que sugiere que el mapa estaba inacabado.

Sobre la base de la evidencia, los investigadores han propuesto un origen alternativo para el mapa: Aceh, en el extremo noroeste de Sumatra, donde se abre hacia el Océano Índico. Es el puerto más occidental del sureste de Asia marcado en el mapa y tiene la historia más larga de la presencia del Islam en Asia sudoriental, así como una larga historia de contacto chino.

También es uno de los seis puertos en el mapa marcado con un círculo rojo - posiblemente indicando la principal red comercial del propietario del mapa - y es el único puerto marcado en el mapa que tiene una declinación magnética en el siglo XVII más cercana a la indicada por la inclinación de la rosa de los vientos del mapa.

Cualquier barco inglés que regrese a Europa desde el sudeste de Asia también tendría que pasar por Aceh, ya sea desde la costa este o oeste de Sumatra, y así darles la oportunidad de obtener el mapa.

"Este estudio ilustra la importancia de no juzgar un libro por su cubierta", dijo el profesor Haida Liang, jefe del grupo de investigación de Imágenes y Detección de Arqueología, Historia del Arte y Conservación de la Universidad de Nottingham Trent.

Agregó: "Un mapa aparentemente chino ha resultado ser la evidencia material de una fusión de culturas, es una pintura china que sigue algunos elementos cartográficos chinos y no chinos, pero los materiales de pintura y su uso son más parecidos a las de los manuscritos persas o indo-persas.

"Debido a su ubicación geográfica, Aceh fue frecuentado por comerciantes indios, árabes, chinos y europeos. Creemos que el mapa podría haber sido hecho allí por un chino oriundo de Fujian, posiblemente un musulmán en estrecho contacto con el mundo islámico.

Esta fue la globalización a principios del siglo XVII. Al centrarnos en la evidencia material que se encuentra utilizando el análisis científico y la historia del arte, hemos llegado a una nueva conclusión sobre dónde se hizo el mapa, a raíz de estudios anteriores basados en la investigación histórica, señala.

nrv

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS