Japón dona a México réplica del “Reloj occidental de Ieyasu”

La pieza, que celebra los años de amistad entre las dos naciones, estará en una exposición en el Museo Nacional de las Cultura
La pieza fue un regalo que en 1609 hizo el virrey Luis de Velasco a la ciudad japones de Iwawada (YADÍN XOLALPA. EL UNIVERSAL)
28/01/2017
00:21
Abida Ventura
-A +A

[email protected]

En 1609, un galeón español que viajaba hacia la Nueva España naufragó en las costas de Iwawada, Japón. A bordo iban Rodrigo de Vivero, ex gobernador interino de Filipinas y su tripulación. Los sobrevivientes de aquella tragedia fueron socorridos por los habitantes de ese territorio japonés. En agradecimiento a esa ayuda, el entonces virrey de la Nueva España, Luis de Velasco, envió un preciado obsequio: un reloj mecánico que ahora se resguarda en el Museo Toshogu de Kuno-zan.

Ahora, 400 años después de ese acontecimiento que marcó el inicio de las relaciones diplomáticas entre México y Japón, representantes del gobierno nipón donaron ayer al Museo Nacional de las Culturas una réplica de esa pieza histórica, como un gesto que refrenda la amistad entre los países.

“Es un símbolo de la larga historia de amistad entre Japón y México”, sostuvo el embajador de Japón en México, Akira Yamada.

Actualmente, añadió, el intercambio mutuo entre estas dos naciones está desarrollándose de una manera muy dinámica. “Cada vez más empresas japonesas vienen e invierten en México. Los japoneses creen y confían en el futuro de México, no sólo en el campo económico, sino también en el deportivo, académico”, dijo.

Por su parte, el coordinador Nacional de Museos y Exposiciones del INAH, José Enrique Ortiz Lanz, expresó que “este gesto, en un momento en el que México necesita a sus amigos, habla de que Japón con este indicador del tiempo (el reloj), que ha dado cuenta de un gran momento de encuentros y reencuentros, nos indica la hora de una renovada y fortalecida amistad”.

En el acto también estuvo presente Nobuhiro Tanabe, alcalde de la ciudad de Shizuoka, donde se ubica el recinto que resguarda esta pieza, también conocida como “El reloj occidental de Ieyasu”. La pieza fue hecha en España a finales del siglo XVI, es de cobre recubierto con oro y ha sido valuado como un Tesoro Nacional de Japón. Se podrá ver en exhibición en marzo, como parte de una muestra que incluirá obras de la colección que ha sido donada a México por diversos países.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS