Recuperan obras de arte del Museo Imperial

La Policía Federal brasileña lanzó una operación donde encontró 124 piezas que constaban como desaparecidas
El caso se remonta a 1999, cuando el Museo Imperial recibió una donación por escritura pública de un inmueble y obras de arte propiedad de Paulo Geyer. Foto: museuimperial.gov.br
18/01/2017
14:51
Río de Janeiro
-A +A

La Policía brasileña recuperó hoy 12 piezas de arte pertenecientes al Museo Imperial, situado en el estado de Río de Janeiro, en el sureste del país, y que habían sido robadas, informaron fuentes policiales.

La Policía Federal brasileña lanzó esta mañana una operación, bautizada como Anticuarios, para cumplir tres mandatos de búsqueda y aprensión en los estados de Río de Janeiro, Sao Paulo y Bahía para encontrar 124 piezas que constan como desaparecidas y profundizar en las investigaciones de hurto cualificado.

El caso se remonta a 1999, cuando el Museo Imperial, situado en Petrópolis, en la región serrana de Río de Janeiro, recibió una donación por escritura pública de un inmueble y de las 4 mil obras de arte que había en él, según la Policía.

La colección era propiedad del millonario Paulo Geyer, que estableció que la casa y las obras de arte solo pasarían al museo público tras la muerte de su mujer, suceso que ocurrió en 2014.

El robo de las piezas, que habrían cometido supuestamente familiares del matrimonio, se hizo antes de la incorporación definitiva de las piezas al museo.

La casa, en el barrio de Cosme Velho de Río de Janeiro, funciona como una sub-unidad del Museo Imperial.

Artículo

Italia regresa a México piezas arqueológicas

Un total de 12 piezas fueron recuperadas en tres operaciones contra el tráfico ilegal de material arqueológico
Italia regresa a México piezas arqueológicasItalia regresa a México piezas arqueológicas

La policía sospecha que los familiares tenían las obras robadas en sus residencias, oficinas y galerías particulares.

Las penas para robo cualificado pueden llegar a los ocho años de prisión y multa.

El Museo Imperial fue construido entre 1845 y 1862 por el emperador Pedro II, como residencia de verano, y desde 1943 funciona como museo del período imperial brasileño.

nrv

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS