Más caro entrar a los museos en el sexenio

En cincos años, recintos como Bellas Artes y el Carrillo Gil han subido entre 19 y 28 pesos; en éste último representa 226%
Los incrementos se registran en recintos como el Museo del Palacio de Bellas Artes, el Munal y el de Antropología (JOSÉ ANTONIO TORRES. EL UNIVERSAL)
14/01/2017
00:20
Abida ventura y Alida piñón
-A +A

[email protected]

En este sexenio han aumentado los precios de las entradas a museos y zonas arqueológicas hasta 226%. Por ejemplo, uno de los museos emblemático es el Rufino Tamayo, que ha subido en los últimos cinco años, de 2012 a 2017, un total de 43 pesos. Mientras que el Museo Nacional de Arte ha subido 25 pesos, el Museo de Arte Moderno aumentó hasta 37 pesos y el Carrillo Gil aumentó un total de 28 pesos desde el último año de la administración panista al quinto año de gobierno del presidente Enrique Peña Nieto.

Si bien el aumento en las tarifas se dio de manera significativa durante el 2016, en este 2017 la taquilla sigue al alza con precios que han subido entre 1 y 2 pesos en recintos como el Museo Nacional de San Carlos (47 pesos), el Palacio de Bellas Artes (62 pesos) y el Casa Estudio Diego Rivera y Frida Kahlo (31 pesos).

Aunque en todos los casos se mantienen vigentes los descuentos a estudiantes, maestros, adultos mayores, jubilados y pensionados, así como la entrada gratuita los domingos para público nacional.

En una visita por algunos museos como el Palacio de Bellas Artes y el Nacional de Arte, ubicados en el centro de la Ciudad de México, diversos usuarios manifestaron que los precios todavía pueden ser considerados como accesibles, coincidieron en apuntar que un aumento de hasta 43 pesos en sólo cinco años podría impactar en la decisión de acudir o no a estos espacios.

“Acabo de pagar 100 pesos por boleto para subir a la Torre Latinoamericana para ver el paisaje de la ciudad; considerar que 62 pesos por apreciar murales de artistas como David Alfaro Siqueiros es caro, sería una hipocrecía. Sin embargo, estoy en condiciones de poder acceder a este tipo de lugares con mi familia, quizá habrá otras personas que no lo puedan hacer”, indicó el señor Franco, quien acudió con su esposa y su pequeña hija a Bellas Artes.

El señor Francisco Nieto, quien acudió con sus cuatro amigos al mismo recinto, provenientes de Veracruz, explicó que sólo ingresó mezzanine de Bellas Artes. “Es un privilegio ya estar aquí y apreciar la belleza del edificio, pero preferimos no entrar, 62 pesos es casi un salario mínimo”, indicó.

Silvia, estudiante de preparatoria acudió al Nacional de Arte, con su madre. “Suelo acudir a los museos porque para mí son gratuitos, pero si consideramos que el salario mínimo es de 80 pesos, pues es difícil que una familia trabajadora pueda venir con regularidad. Quizá una buena medida sería darle gratuidad a las personas pudieran comprobar que sus ingresos son muy bajos”, indicó.

Para el especialista en temas culturales y económicos, Eduardo Cruz Vázquez podría “cargarse más la mano” a los visitantes extranjeros, negociar con más anticipación el presupuesto de la Secretaría de Cultura, así como garantizar que los montos recaudados por los recintos museísticos sean utilizados en su propio beneficio.

“El tema, más que el aumento de las tarifas, es cómo la Secretaría de Cultura pueda negociar con el Congreso y con la Secretaría de Hacienda cómo se deben establecer este tipo de tarifas. Ahora, si los recursos no son utilizados para el propio beneficio de la Secretaría, como ocurre con otras, tendría que garantizarse que así sea”.

print_39537046.jpg

Zonas arqueológicas. Los museos y sitios arqueológicos administrados por el INAH aumentaron hasta 13 pesos en los últimos seis años. Es el caso de los recintos y zonas agrupadas en la categoría AAA, como son el Museo Nacional de Antropología, el Nacional de Historia, las zonas arqueológicas de Teotihuacán, Palenque, Templo Mayor, Monte Albán, Tulum y Chichén Itzá, los cuales pasaron de 57 pesos en 2012 a 70 pesos este año, es decir, tuvieron un incremento de 23%.

El instituto distingue sus espacios por cinco categorías, la primera corresponde a los sitios más visitados, como los ya mencionados. Para el caso de éstos, los accesos después del horario normal tienen un costo mayor, el cual se ha incrementado 35 pesos en el periodo señalado.

En el caso de los sitios que identifica como AA, como Tula, Cacaxtla, Bonampak y Xcaret, tuvieron un incremento de 18%. En 2012 costaba 55 pesos, ahora 65. Museos como el del Carmen, el Regional de Chiapas, y zonas arqueológicas como Malinalco, Edzná y Toniná, agrupados en la categoría A, subieron nueve pesos (20%). En 2012, la entrada a estos espacios costaba 46 pesos, ahora 55.

El instituto agrupa en la categoría B a museos como el Regional Histórico de Aguascalientes y el Ex convento de Actopan, así como la zona arqueológica del Tepozteco. Éstos tuvieron un incremento de 8 pesos en seis años. En el caso de los sitios tipo C, como el Museo Casa de Morelos en Ecatepec y la zona Arqueológica Mayapán, subieron 5 pesos.

Ajustarán tarifas en la capital. Los museos que administra la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México tampoco se salvarán del ajuste de tarifas. Aunque de los cinco que tiene a su cargo sólo dos son los que tienen un costo de entrada: el de la Ciudad de México y el Nacional de la Revolución cuya tarifa vigente es de 29 pesos. Según Comunicación Social de la instancia, las nuevas tarifas se darán a conocer en el primer trimestre de este año.

El incremento en las entrada a estos dos recintos de 2012 a la fecha ha sido de 5 pesos, subió 1 peso cada año desde 2013. Entre 2012 y 2013 estos espacios tuvieron un costo de 24 pesos; en 2014, 26 pesos; 28 en 2015 y 29 en 2016.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS