Tiendas de Londres venden reliquias saquedas por EI

Piezas provenientes de Siria e Irak, en aparadores del gran mercado de antigüedades británico
En ninguno de los casos hay un papel que confirme la procedencia lícita ni la autenticidad de las piezas. (FOTO: Archivo EL UNIVERSAL)
09/07/2015
13:10
Ciudad de México
-A +A

Piezas milenarias saqueada por el Estado Islámico de sitios patrimoniales de Siria e Irak han llegado al mercado de antigüedades de Londres, se están exhibiendo en escaparates de tiendas especializadas de la capital británica, de acuerdo con un reporte de The Guardian.

No es muy difícil hallar la ruta del mercadeo de estas piezas, basta con una breve búsqueda en internet para localizar algunas tiendas de antigüedades en las que se venden piezas llegadas en los últimos meses sin ningún papel que confirme su origen, pero con evidentes rasgos islámicos.

Mark Altaweel, especialista en Medio Oriente del Instituto de Arqueología de la University College London, fue acompañado por el medio británico en su cacería de reliquias islámicas en la capital británica, procedentes del mercado negro. Unas pocas horas bastaron para toparse con piezas que, dice el especialista, "es muy probable que procedan de las regiones en conflicto" de Irak y Siria.

Objetos de vidrio, una pequeña estatua y algunas piezas talladas en hueso con una antigüedad que oscila entre los siglos IV y II a.C., solo pueden venir de una sola región: el área controlada por el EI, dice Altaweel. "Que fuéramos capaces de hallar estos artículos vendiéndose abiertamente en Londres te habla de la magnitud (del problema sobre el contrabando de piezas patrimoniales)".

Pero, ¿qué hace a Mark Altaweel un experto en arqueología del Medio Oriente?

Pese a ser norteamericano, Altaweel nació en Bagdad y vivió en Basora. Su familia salió del país en la década de los 80, cuando él tenía siete años, pero el especialista vuelve con frecuencia para visitar al resto de su familia. Se siente arraigado al legado cultural de la región y ha trabajado en numerosas excavaciones en Egipto, Irán, Turquía, Yemen, Siria e Irak, por supuesto. Él ha desenterrado objetos similares a los que ahora observa en aparadores de tiendas londinenses.

(FOTO: Archivo EL UNIVERSAL)

Las reliquias saltan a la vista

La idea de los vendedores sobre la procedencia de las piezas es vaga. Cuando señalan que una pieza proviene de la India, Mark corrige en voz baja y asegura que su origen es más bien islámico.

Algunos objetos que llaman la atención de Altaweel fueron traídos apenas hace unos meses por un vendedor privado que, aseguró, provenían de la colección familiar. Una pequeña estatua, le dice el vendedor, fue comprada en una subasta; el especialista está seguro de que proviene de la zona en conflicto.

El comerciante de otra tienda asegura que adquirió algunos objetos de vidrio hace muy poco y que es probable que procedan de Jordania. Mark Altaweel sospecha que provienen de Siria. Un fragmento de taza o vaso elaborado con este material, con un precio de 250 libras (unos 383 dólares), es de un vidrio muy antiguo, altamente distintivo de la zona, oriundo de muy pocas áreas, afirma a The Guardian el arqueólogo.

(FOTO: Archivo EL UNIVERSAL)

En ninguno de los casos hay un papel que confirme la procedencia lícita ni la autenticidad de las piezas.

"La industria se basa en la confianza", dice Sam Hardy, experto en antigüedades. "Por no haber algún registro, los distribuidores hacen que resulte más fácil para los compradores convencerse de que no existe delito alguno".

Cómo funciona el mercado negro

Trascendió que la venta de piezas patrimoniales probablemente saqueadas de las zonas tomadas por radicales islámicos se realiza a coleccionistas de todo el mundo a través de portales como eBay, o incluso por Whatsapp y Facebook.

Moneda de Siria desde alrededor del 500 a.C., que puede haber sido saqueada por EI y se encuentra a la venta en eBay. (FOTO: eBay)

Bloomberg reportó que todos los objetos saqueados en Siria llegan a la ciudad de Manbij, cerca de la frontera turca, donde los yihadistas han establecido su centro de administración de bienes saqueados y desde donde las piezas viajan a países como Turquía, Líbano y Jordania.

Una vez fuera de la zona de conflicto, las reliquias son adquiridas por mercantes dispuestos a almacenarlas hasta por 15 años con el afán de "lavar" su procedencia y luego buscar colocarlas en los grandes mercados de antigüedades, como el de Londres, uno de los más importantes del mundo y considerado un destino natural para estos bienes saqueados.

Informes de prensa sostienen que la venta de reliquias en el mercado negro es la segunda fuente de ingresos para el Estado Islámico, después de la también ilícita venta de petróleo

Unesco se ha sumado a la serie de pronunciamientos de indignación sobre el saqueo de piezas a gran escala que se lleva a cabo en Medio Oriente. La zona en conflicto es legado del antiguo imperio mesopotámico, una vasta región arqueológica de grandes magnitudes, con tesoros romanos, griegos, bizantinos e islámicos.

 

rqm

 

COMENTARIOS