Destruir el patrimonio es un "crimen de guerra"

A atentados de EI contra el patrimonio
30/06/2015
04:00
Berlín
-A +A

Berlín. —El Comité de Patrimonio Mundial de la UNESCO aprobó ayer de forma unánime una declaración conjunta para condenar los “ataques bárbaros, la violencia y los crímenes cometidos recientemente por el denominado Estados Islámico (EI)” contra lugares patrimonio de la humanidad.

La agencia de Naciones Unidas dijo que la destrucción de antigüedades en zonas en conflicto por parte del grupo Estado Islámico y otros movimientos extremistas podría equivaler a crímenes de guerra: “Los ataques intencionales a edificios dedicados a la religión, la educación, el arte, la ciencia o propósitos benéficos y a monumentos históricos, pueden equivaler a crímenes de guerra”, dictaminó el comité.

La “Declaración de Bonn para el Patrimonio Mundial”, señaló la secretaria de Estado de Asuntos Exteriores alemana y presidenta del comité, Maria Böhmer, “subraya la voluntad común de proteger y mantener el patrimonio cultural ante cualquier amenaza y en cualquier lugar del mundo”.

El documento se refiere, entre otros ataques, a la destrucción de la milenaria ciudad de Hatra, en Irak, y subraya su “profunda preocupación” por la conquista de la antigua ciudad siria de Palmira por parte de los extremistas.

Hechos como los de Siria e Irak son crímenes de guerra que deben ser perseguidos por cualquier estado, declaró Böhmer, quien subrayó la necesidad, además, de impedir el tráfico de antigüedades procedentes de esa región.

“Debemos combatir el tráfico ilegal de bienes culturales”, afirmó la secretaria de Estado, quien aludió también a la responsabilidad de casas de subastas y coleccionistas, que deben ser conscientes de que con las ganancias del comercio de este tipo de antigüedades financian el terrorismo.

La declaración, aprobada en el marco de la presentación de una “coalición global para la protección del patrimonio cultural”, se centra sobre todo en Siria, Irak, Yemen y Mali, pero también en aquellos patrimonios culturales devastados por catástrofes naturales, como en el reciente temblor de Nepal.

El director del Museo de Asia Anterior de Berlín, Markus Hilgert, agradeció a la UNESCO esta y otras iniciativas destinadas a movilizar a la comunidad internacional.

La protección del patrimonio cultural de la humanidad es un “desafío global” que sólo se puede vencer si participan en él muchos Estados y organizaciones, subrayó.

La directora general de la Unesco, Irina Bokova, pidió ayer, durante la inauguración de la 39 reunión del Comité del Patrimonio Mundial, unir esfuerzos ante “la ignorancia y el fanatismo” que están detrás de la destrucción de numerosos lugares patrimonio de la humanidad. Afirmó que con la destrucción del patrimonio cultural en países como Irak y Siria, el Estado Islámico pretende borrar la “memoria de la humanidad.”

En los próximos nueve días, el Comité tiene como misión hacer balance de los 46 sitios que integran la Lista del Patrimonio en Peligro y estudiar la situación de 94 de lo mil siete bienes que componen hasta el momento la Lista del Patrimonio Mundial.

El viernes comenzará a definir la nueva Lista del Patrimonio Mundial con el análisis de los sitios que quieren pasar a formar parte de ese catálogo. Uno de los sitios que espera ser inscrito es el Acueducto del Padre Tembleque, complejo hidráulico en los estados de Hidalgo y de México.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS