Inauguran exposición sobre los aztecas en Montreal

El Museo Pointe-à-Callière da constancia de su esplendor con la muestra de máscaras, vasijas, figuras de cerámica, joyería y grandes estatuillas
Esta figura de hombre-águila en terracota se componía de cinco piezas que originalmente estaban unidas sobre una base de madera. Notimex
29/05/2015
17:52
Montreal
Notimex
-A +A

Tras su exhibición en museos de Australia y Nueva Zelanda, donde fue vista por más de 220 mil personas, la muestra "Los Aztecas, el pueblo del sol" llega al Museo Pointe-à-Callière de Historia y Arqueología de Montreal, donde permanecerá abierta al público hasta el 25 de octubre.

El coordinador nacional de museos y exposiciones del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), José Enrique Ortiz Lanz, señaló que el museo Pointe-à-Callière mantiene similitudes con el Museo del Templo Mayor, pues ambos museos están construidos sobre los restos de las antiguas capitales.

"En México debajo de la mancha urbana existen muchos asentamientos como Tenochtitlán, la capital del antiguo imperio Mexica, y este museo canadiense también tiene en su base una civilización antigua", agregó.

Ortiz Lanz, quien asistió a la inauguración de la muestra en representación de la directora del INAH, María Teresa Franco, invitó a los canadienses a adentrarse en esta majestuosa cultura antigua, "bienvenidos al reto de entender la multifacética naturaleza de esta civilización azteca", dijo.

En la apertura también participó el embajador de México en Canadá, Francisco Suárez Dávila, quien agradeció la colaboración de los 16 museos mexicanos que contribuyeron con esta exposición.

"Los Aztecas, el pueblo del sol" es el resultado de ocho años de trabajo entre el museo de Montreal, el INAH, Conaculta, en coordinación con 16 museos de México, entre ellos el Museo del Templo Mayor.

"El INAH se siente muy orgulloso y contento de poder compartir con nuestros amigos de Canadá la colección de piezas de la cultura Azteca que es muy importante para entender el origen de México", explicó Ortiz Lanz.

"Por muchas razones esta cultura ha sido el símbolo nacional de los mexicanos, como un elemento de identidad plasmado en nuestro escudo nacional", agregó.

Indicó que en esta exposición, la cual incluye 15 piezas adicionales a las que se mostraron en Nueva Zelanda y Australia, "el público internacional puede vislumbrar la riqueza cultural que tiene México, que somos un país hecho de diferencias pero al mismo tiempo con mucha unidad y conciencia de nacionalismo".

Destacan máscaras, vasijas, figuras de cerámica, joyería y grandes estatuillas como la del Guerrero Águila, una figura de hombre-águila en terracota compuesta de cinco piezas que originalmente estaban unidas sobre una base de madera (ahora es metal).

La pieza, que pertenece al Museo del Templo Mayor, se remonta a los años 1250-1521 y fue encontrada en "La casa de los águilas", reservada para rituales, al lado del Templo Mayor.

También se exhiben vasijas representando a Tláloc, Dios de la lluvia, y estatuas de Xipe Totec, deidad de la primavera. Una parte muy colorida de esta exposición es la representación del mercado de Tlatelolco, ubicado al norte de Tenochtitlán y en donde se podían comercializar maíz negro, blanco, rojo y verde, amaranto, agave, raíces, miel y chiles.

Estas 150 figurillas de cerámica fueron hechas y pintadas por el artista mexicano Israel Soteno, quien pertenece a una familia de ceramistas. También incluye diversos códices y joyas que "sobrevivieron al saqueo de los conquistadores españoles".

Christine Dufresne, directora de proyectos de Pointe-à-Callière, dijo a Notimex que los Aztecas eran una "gran civilización, pues sólo en Tenochtitlán había 200 mil habitantes, todos ellos muy bien organizados".

"Nos sentimos muy afortunados de tener esta magna exposición sobre la cultura Azteca con cerca de 300 piezas pequeñas y grandes que muestran la magnificencia de esta gran civilización, su arquitectura, su vida religiosa, sus tradiciones".

Finalmente, Ortiz Lanz adelantó que como parte del trabajo conjunto con el Museo Pointe-à-Callière, a finales de año se realizará una exposición en el Museo del Templo Mayor sobre la cultura de los Iroquenses, el pueblo antiguo de Montreal, contemporáneo a los Aztecas.

"El INAH y nuestros colegas de Canadá tenemos proyectos de arqueología urbana en paralelo, con los que queremos cavar y rescatar parte de nuestro pasado.

"Es una apuesta muy importante. Si queremos estar orgullosos y sentir y saber quienes somos, debemos saber quiénes fuimos. Aprender de nuestro pasado es fundamental", consideró.

 

rqm 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS