Agatha Christie quedó fascinada con la belleza de Nimrud y Palmira

"Palmira, su esbelta y cremosa belleza elevándose de forma fantástica entre la arena ardiente", escribió en sus memorias sobre la ciudad que hoy se ve amenazada por el Estado Islámico
Christie "acostumbraba a vivir en las tiendas de campaña, se involucraba en las excavaciones, catalogaba y limpiada artefactos, y también los fotografiaba", relata el editor de sus memorias. FOTO: EFE
20/05/2015
18:18
Londres
EFE
-A +A

La escritora británica de novelas policíacas Agatha Christie publicó en 1946 unas particulares memorias de sus visitas a ruinas arqueológicas en Siria e Irak, un texto poco conocido que se volverá a publicar en inglés el próximo agosto, adelantó hoy la editorial HarperCollins.

Acompañada de su marido, el arqueólogo Max Mallowan, Christie visitó enclaves como la antigua ciudad asiria de Nimrud, parcialmente destruida por el Estado Islámico (EI) el pasado marzo; la tumba del jeque Adi Lalesh, al norte de Mosul, y la ciudad de Palmira, en Siria, a la que el grupo terrorista accedió hoy.

En el libro "Come, Tell Me How You Live" ("Ven y dime cómo vives") Christie describe los viajes que hizo en la década de 1930 en un tono ligero.

"Tras siete horas de calor y monotonía en un mundo solitario, ¡Palmira! Creo que ese es el encanto de Palmira, su esbelta y cremosa belleza elevándose de forma fantástica entre la arena ardiente", describe la autora de obras policíacas clásicas como "Diez negritos" y "Asesinato en el Orient Express".

Palmira "para mí siempre ha tenido la cualidad onírica de aquella primera visión. El dolor de cabeza y en los ojos hizo que todavía se acercara más a un delirio febril. No puede ser, no puede ser real", relata Christie en esas memorias.

La nueva edición del texto irá acompañada de cuarenta fotografías tomadas por la autora, que documentan sus visitas a las ruinas.

David Brown, que coordina los trabajos para la publicación del libro, que está prevista en el Reino Unido para el 27 de agosto, dijo al diario "The Guardian" que "este es el libro de Agatha Christie más ignorado".

"Lo publicó justo después de la Segunda Guerra Mundial. Se había casado en la década de 1930 con Max Mallowan y solía acompañarle en sus viajes", relató Brown.

La escritora "acostumbraba a vivir en las tiendas de campaña, se involucraba en las excavaciones, catalogaba y limpiada artefactos, y también los fotografiaba", señala el editor, que detalla que también se narran algunas "aventuras personales" en el libro.

Al comienzo de la obra, Christie explica sus motivos para publicar las memorias: "Este libro es una respuesta. Es la respuesta a una pregunta que me hacen todo el tiempo. 'Así que has excavado en Siria, ¿verdad? Cuéntame sobre ello'", relata Christie.

 

rqm 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS