Arturo Chacón: La ópera debe estar "en oídos de todo el mundo"

El tenor mexicano es candidato a artista del año 2017 de la Ópera de San Francisco
Foto: EFE
17/07/2017
11:34
EFE
México
-A +A

La ópera debe llegar a "oídos de todo el mundo" al ser una música llena de "humanidad y magia", asegura a Efe el tenor mexicano Arturo Chacón, candidato a artista del año 2017 de la Ópera de San Francisco (EU).

"Pienso que la ópera es para todos. Estoy convencido de que debe estar en oídos de todo el mundo", afirma Chacón, quien el 14 de julio presentó Rigoletto en la Arena de Verona (Italia), donde repetirá su actuación el día 19 y el 21 cantará con el español Plácido Domingo.

Chacón, nacido el 20 de agosto de 1977 en Obregón, estado mexicano de Sonora, se remite a análisis científicos para defender el efecto que en las personas tiene la ópera, una "música hermosa, llena de humanidad y magia".

Al mismo tiempo reconoce que existen nuevos géneros como el Techno que, de cierta manera, tienen mucho que decirle a los jóvenes. Pero la ópera "nos hace más humanos" y "nos activa el cerebro", asegura.

Orgulloso de su historial de cantante de música mexicana, Chacón se declara feliz por su nominación como candidato a artista del año en la Ópera de San Francisco.

"Estoy muy contento de que se haya reconocido mi Rodolfo de La Boheme; por fin, era mi vigésima primera producción y estoy contento", comenta.

El tenor saca de los refranes mexicanos la expresión "llamarada de petate", que alude a algo que brilla de manera efímera, para marcar el contraste de una trayectoria fugaz con una de resultados que solo puede explicarse con trabajo y disciplina.

Artículo

Arturo Chacón va al Bolshoi

Obtuvo gran éxito con La Traviata en España, que también presentará en Roma
Arturo Chacón va al Bolshoi  Arturo Chacón va al Bolshoi

"Hay carreras que son como llamaradas de petate: agarras fuego y es una brillantez. Y hay carreras que llevan mucho trabajo, mucha disciplina y sí, he tenido muy buenas oportunidades desde que comencé", relata.

Su carrera ha sido un ascenso constante desde que participó en La Traviata en el Palacio de Bellas Artes de México en 2000, obra que lo unió a Plácido Domingo.

"Estaba una vez probando vestuario en Bellas Artes y encontré unos zapatos de Plácido Domingo, y aunque eran grandes me los puse igual pues yo sabía que me iban a dar suerte", recuerda Chacón, y dice que el tenor español rio mucho cuando se lo contó.

Reconoce en Domingo a su "padre artístico" y se declara "hijo artístico" del español y de su esposa, quienes lo han apoyado a lo largo de su carrera.

Chacón volverá a encontrarse con Domingo el 21 de julio como artista invitado en Antología de la Zarzuela en la Arena de Verona, escenario al que define como un edificio medieval imponente en una ciudad que goza de una tradición operística "espeluznante".

"Estoy pensando que en el camerino donde voy a estar estuvieron Luciano Pavarotti, Plácido Domingo. Es fuera de la realidad, de esos sueños que te pellizcas y estás despierto", confiesa.

Con respeto dice que todos sus personajes los interpreta al 100 % y que el día que toca los convierte en su favorito, aunque admite tener cierta predilección por algunos papeles, entre ellos Rodolfo, de La Boheme, un personaje "muy real, muy humano, que permite vivir las emociones de amor, despecho, celos, muerte".

Artículo

Mexicanos marcamos huella en ópera internacional: Arturo Chacón

El tenor habló de su proyecto "Arturo Chacón le canta a México", donde interpretará composiciones de Agustín Lara, José Alfredo Jiménez y Juan Gabriel, entre otros
Mexicanos marcamos huella en ópera internacional: Arturo ChacónMexicanos marcamos huella en ópera internacional: Arturo Chacón

"Todo lo que significa un ser humano está en ese papel", comenta.

Hoffmann, de Los Cuentos de Hoffmann, que interpretó en la Escala de Milán (Italia), es también uno de sus favoritos "porque es un personaje que va de ser un poeta a un borracho a un asesino, hasta cómico".

"Es muy complejo; me permite actuar mucho y cantar música muy hermosa", añade.

Entre óperas, Chacón mantiene viva su interpretación de música mexicana, a la que considera como una de las fuentes de las que bebió para poder convertirse en el tenor que se ha presentado en escenarios de todo el mundo.

"El músico que soy se lo debo a México; me crié ahí y las emociones que doy al cien por ciento en el escenario ahí surgieron; doy gracias a Dios por haber estado rodeado de música, emoción y drama, que en México se nos dan muy bien", apunta.

Chacón resalta que la música mexicana tiene una buena relación con la ópera, sobre todo porque quienes la interpretan se enfocan antes que nada en el sentimiento y la expresión de cada una de las palabras.

"Seguiré cantando música mexicana hasta que caiga muerto. Yo soy cantante de ópera porque canté mariachi primero", concluye. 

nrv

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios