Tenor Joel Prieto debutará en el Bolshói

El hispano-portorriqueño saldrá al escenario mítico recinto en la obra "La flauta mágica"
Foto: EFE
24/05/2017
10:36
Moscú
-A +A

El tenor hispano-portorriqueño Joel Prieto se confiesa lleno de emoción por su debut en el Bolshói, donde sale hoy a las tablas de la nueva escena del mítico teatro para conquistar al público moscovita con su aclamado príncipe Tamino, de La flauta mágica.

"Estoy muy emocionado. Venir con esta ópera hasta acá, a este teatro emblemático, me llena de emoción", dice Prieto en una entrevista con Efe, a quien recibe en su camerino minutos antes del comienzo del último ensayo general.

Mientras una asistenta le acomoda el vestuario, admite con una amplia sonrisa que "obviamente" tiene "un poco de nervios", pero insiste en que la emoción es el sentimiento que prevalece.

"He cantado este papel antes, así que es un buen momento para venir", añade el tenor, de madre portorriqueña y padre español, nacido en Madrid y criado en Puerto Rico.

Sobre su carrera, asegura que se encuentra en un momento dulce y añade: "Estoy disfrutando mucho las cosas nuevas que están pasando, estoy disfrutando mucho el proceso".

"Ya tengo una experiencia, llevo casi once años de carrera, haciendo muchos papeles, sobre todo mucho Mozart, y me estoy moviendo también en otro repertorio", dijo.

Se declara amante desde de la niñez de la obra de Mozart y asegura que siempre sintió afinidad con la música del genio de Salzburgo.

"La afinidad vocal y temperamental siempre estuvo ahí, desde que empecé los estudios de la carrera, y, no sé, creo que Mozart me escogió a mí también. Desde pequeño, en mi casa siempre se escuchaba", explicó.

Según Prieto, este tipo de repertorio, mozartiano, le ha ayudado a establecer un "tipo de técnica vocal y estabilidad" que lo ha situado en "un momento de cambio".

"Estoy yendo hacia papeles más de 'bel canto', más románticos, como el de Alfredo, en La Traviata; Lensky, en Eugene Oneguin, o Edgardo, en Lucia de Lamemmoor", dijo el tenor.

En su opinión, las nuevas tecnologías han cambiado mucho las producciones operísticas, y el hecho de que muchos realizadores de teatro y cine estén dirigiendo ópera supone el aporte de una visión más contemporánea, que aproxima más este arte al público.

Artículo

"Llegué a Rusia, la cuna del ballet, para aprender"

La mexicana Mayela Marcos de 23 años cursa la maestría en el Bolshoi, con el que ha participado en varias obras
"Llegué a Rusia, la cuna del ballet, para aprender""Llegué a Rusia, la cuna del ballet, para aprender"

Preguntado por sus planes, contesta sin titubear: "Seguir haciendo música".

Alemania, España, Puerto Rico son los próximos países que figuran en la agenda del tenor, de 35 años, que desde que en 2008 ganó el premio Operalia patrocinado por Placido Domingo es uno de los artistas más solicitado su generación.

La flauta mágica en la singular puesta en escena del director australiano Barrie Kosky sorprenderá sin duda al público moscovita, ya que es la primera vez que se presenta en Rusia.

El montaje de Kosky sustituye los diálogos en alemán, que a personas que no dominan esa lengua pueden parecer pesados, con el lenguaje del cine mudo en un homenaje a Buster Keaton y los actores de su generación.

Además utiliza numerosos recursos y efectos visuales, que le confieren especial dinamismo a la obra.

La flauta mágica fue elegida para inaugurar el Festival Teatral Internacional Chéjov, uno de los eventos culturales del país más relevantes del año, que esta vez celebra su vigésima quinta edición.

El festival, que se prolongará hasta el 20 de julio próximo, se desarrolla en decenas de teatros en las ciudades más importantes del país.

Incluye varias categorías, desde la serie mundial, en la que participa La flauta mágica, con el elenco de la Komische Oper de Berlín, hasta una sección regional, con compañías de provincia. 

nrv

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS