Auditorio Nacional difunde música clásica entre jóvenes

Alista el programa Allegro Sinfónico para Niños, a cargo de la Orquesta de Minería
13/05/2017
00:24
Abida Ventura
-A +A

[email protected]

Con el fin de atraer a nuevos públicos y diversificar su programación, el Auditorio Nacional ofrecerá el domingo 21 de mayo y el 18 de junio dos conciertos que invitan a niños y jóvenes a acercarse a la música de compositores clásicos.

Esta serie de conciertos titulado Allegro Sinfónico para Niños estará a cargo de la Orquesta Sinfónica de Minería (OSM), que en su primer programa incluirá piezas como El carnaval de los animales, de Camille Saint-Saëns, Guía orquestal para jóvenes, de Benjamín Britten, y la obertura de El barbero de Sevilla, de Gioachino Rossini. La segunda presentación incluirá piezas como Pedro y el lobo, de Serguéi Prokófiev; el poema sinfónico El aprendiz de brujo, de Paul Dukas, y Bolero, de Maurice Ravel.

Se trata de un programa que, según Eduardo Amerena, coordinador ejecutivo del Auditorio Nacional, busca acercar a los jóvenes y niños a la música clásica y estimular su sensibilidad hacia ese género musical. “Queremos transmitir que la música no sólo es divertida, sino que también es emocionante. Dentro de la política cultural está la sensibilización artística, y la generación de nuevos públicos es un punto muy importante de ese proceso. Cuando llega a una edad temprana es mucho más eficaz”, sostuvo en entrevista.

Indicó que la intención es que este nuevo programa sea de manera permanente, con el fin de diversificar la programación del recinto ubicado en Reforma. “Queremos tener varios conciertos al año con este corte y queremos ampliar su difusión; van a ser transmitidos en tiempo real, en una red importante de salas cinematográficas fuera de la Ciudad de México, donde el público también podrá apreciarlos”, detalló.

Las presentaciones de Allegro Sinfónico para Niños serán el domingo 21 de mayo, a las 17 horas, y el 18 de junio, a la misma hora. Los boletos se pueden adquirir vía Ticketmaster.

 

Los bloqueos. Amerena, quien asumió la coordinación ejecutiva del Auditorio Nacional en junio pasado, señala que estar al frente de este recinto que se ha logrado colocar como uno de los mejores en el mundo, es para él “una oportunidad grande de aprendizaje”, que le permitirá hacer algunas adecuaciones en su operación para “mantenerlo al día, en términos de equipo, de mantenimiento y de servicios”.

Adelantó que pronto emprenderán proyectos de renovación y mantenimiento en las instalaciones del recinto. “Queremos ampliar nuestra planta de estacionamiento, renovar nuestro equipo de pantallas, el lobby; queremos darle una renovación al equipo en beneficio del público”.

Comentó que entre sus planes están precisamente ofrecer una programación amplia y diversa: “Queremos que todo lo que se presente aquí sea de primer nivel y que cubramos toda la gama de géneros, el ballet como el Cascanueces, los conciertos para niños, el género cinematográfico, los grandes espectáculos en vivo; que diario haya eventos en el Auditorio Nacional y que esté ocupado todo el año”.

El también abogado, quien fuera secretario técnico del desaparecido Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), indicó que además de los grandes conciertos de famosos artistas nacionales y extranjeros, su apuesta es apoyar conciertos y obras clásicas, como el Cascanueces, que es uno de los favoritos del público. El año pasado, señaló, esta producción registró una asistencia de 75 mil personas, cifra que superó por más de 50% a la del año anterior, cuando asistieron unas 35 mil personas. “Lo que queremos es que ese tipo de producciones que impulsa el Auditorio tenga mayor presencia, sin dejar de atender a los promotores que nos traen espectáculos en vivo, que es mayoritariamente lo que se presenta en el Auditorio Nacional”, dijo.

A pesar de su constante colaboración con promotores, productoras y empresas extranjeras, la programación del Auditorio Nacional ha sorteado la crisis del aumento del dólar que se ha registrado desde principios de año, según Amerena. “No ha disminuido la actividad. Han sido cambios importantes, pero tampoco han sido catastróficos. Hay una interacción entre promotores, artistas y representantes, todo el mundo pone de su parte. Las cosas están estables. México tiene una estabilidad de precios, una estabilidad cambiaria, crecimiento económico… Creo que hay los incentivos para que todo el mundo que participa ponga de su parte”, señaló.

Hasta ahora, añadió, ningún evento se ha cancelado por ese tema. “La cartelera está muy nutrida, precisamente en mayo estamos llenos y la mayor parte son artistas extranjeros, como Marc Anthony o Sting”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS