Éxito rotundo de la Filarmónica de Helsinki

La Orquesta dirigida por John Storgards recibió una prolongada ovación al finalizar la primera de las tres funciones que ofrecerá en el Palacio de Bellas Artes
FOTO: Twitter @PalacioOficial
08/08/2015
07:08
Alida Piñón
-A +A

El crítico de música no se contiene, salta de su asiento y grita desaforado: "¡Bravo, bravo!". El público está de pie en el Palacio de Bellas Artes. La gente aplaude con euforia. El director de orquesta John Storgards está bañado en sudor y recorre cada sección para que todos los atrilistas reciban el éxtasis mexicano. El griterío no cesa. El milagro.

La Orquesta Filarmónica de Helsinki, una de las más prestigiosas del mundo, recibe sonriente la prolongada ovación en la primera de las tres funciones que ofrecerá en México.

La Sinfonía núm. 5 de Jean Sibelius cierra el primer programa. Desde el primer acorde, los sonidos del compositor atrapan a la audiencia, los movimientos agitados, dramáticos, mantienen a la audiencia en vilo.

Es famoso el gran final de la magna obra estrenada en 1919. Un acorde y un silencio, otro acorde y el silencio, otros tres acordes con sus silencios; la tensión, la energía contenida hasta el último de los acordes, después la explosión de emociones.

Los músicos siguen en el escenario y la gente empieza ya compartir experiencias. Pocas veces es posible escuchar esta obra que, según las notas del programa firmadas por Juan Arturo Brennan tuvo dos versiones previas, escritas en tiempos convulsos; una sinfonía que Sibelius había perfilado como un "clímax vital hasta el fin. Triunfal".

El concierto inició con la Sinfonía núm.1. El compositor bravío, arrojado, oscuro, salvaje, capaz de reunir todas las emociones de la humanidad en cuatro movimientos. El recibimiento del público fue sobrecogedor.

Después el "Concierto para violín y orquesta" con la solista Baiba Skride, quien tuvo que volver al escenario a ofrecer un encore en gratitud a la ovación. Y al final, el gran final.

Así fue el debut en México de la Filarmónica fundada en 1882, cuyos tres conciertos forman parte de una gira internacional para conmemorar los 150  años del natalicio del compositor finlandés.

Este sábado a las 19:00 horas continuarán con las sinfonías 2 y 4 y Finlandia, y el domingo a las 12:15 horas las sinfonías 3, 6 y 7, y el Vals triste, en el Palacio de Bellas Artes. Las localidades están agotadas.
jlc

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS