José Areán renunciará a la OFCM; aun no hay fecha

09/06/2015
04:00
Alida Piñón
México, DF
-A +A

[email protected]

El director artístico de la Orquesta Filarmónica de la Ciudad de México (OFCM), José Areán, dejará su cargo porque, dice, su ciclo terminó.

El anuncio de concluir próximamente su relación laboral con la agrupación, ocurre luego de que el sábado pasado los músicos sostuvieron un encuentro con el secretario de Cultura del DF, Eduardo Vázquez Martín, en donde la manifestaron que la mayoría había votado por un cambio en la dirección artística.

Areán ha trabajado con la OFCM desde 2011, primero como director huésped principal, luego, en 2013, como director artístico. Tras el anuncio de su titularidad los músicos manifestaron su desacuerdo a través de una carta, enviada al Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, en la que argumentaban su molestia por no haber sido tomados en cuenta en la elección de director.

Entonces, se dijo que la designación se había dado con base en las reglas de operación existente. Esas reglas, según Areán, las ha intentado cambiar desde su llegada por considerarlas “defectuosas”.

En entrevista con EL UNIVERSAL, Areán indicó que esas reglas “tienen aspectos represivos en lo que se refiere a la dirección porque no contempla la participación de la orquesta”.

Además, aseguró que durante su gestión se revisaron las condiciones laborales de los músicos porque, dijo, “eran brutales” en cuanto a pensiones y sistemas de jubilación.

De acuerdo con el director se lograron obtener las bases de los músicos que eran de confianza, así como un aumento de presupuesto.

Entre lo más importante que su gestión ha aportado, comentó, es que ahora sí se tomarán en cuenta a los músicos. “El secretario les propuso un proceso en el que se abriera la participación, para pasar de bases represivas a una participación activa”, comentó Areán.

Y añadió: “Me propuse una participación de tres años, voy a cumplir cuatro y entonces tomé la clara decisión de que es el momento de iniciar el proceso de designación de un nuevo director, que sea ejemplar y se base en procedimientos increíblemente claros y transparentes”.

No hay un plazo para elegir al nuevo director, pero dijo que garantizará que la orquesta no se quede acéfala como ha ocurrido en el pasado.

Sobre la posicición de algunos de los miembros de la orquesta, quienes no sólo votaron para que haya un cambio, sino también cuestionaron su calidad artística, Areán indicó: “La naturaleza de ser artista es la inconformidad, no estás conforme con lo que tienes enfrente y quieres más. El director que sueñe con tener 100% de su orquesta detrás de todos los proyectos que hace y de todas las maneras en que dirige, de todas las maneras en que programa, es un iluso. La verdad de las cosas es que una orquesta es como una sociedad en donde afortunadamente hay pluralidad de voces, de opiniones y gracias a eso tiene la vitalidad que tiene. Una orquesta es un lugar de liberación. Un lugar donde se encuentran las ideas porque así se puede ser creativo. Deliberar en un ámbito de pluralidad, de libertad y de discusión artística es mi ideal vital”, comentó.

Areán añadió que tampoco hay una decisión final respecto a la sede de la orquesta. “Si la Sala Silvestre Revueltas se encuentra en buen estado, te aseguro que muchos de la orquesta preferirán estar en una situación confiable, que estar itinerantes en los próximos meses o años”.

Aseguró que hay “avances” en lo que se refiere a la nueva sede, pero no está en condiciones de poder revelarlos. Sin embargo, los músicos indicaron que Vázquez Martín les planteó que la nueva ubicación podría estar en la segunda sección del Bosque de Chapultepec.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS