Rius, el último de los grandes historietistas

Su irreverente humor lo ha llevado a ser un caricaturista leído y querido por jóvenes
Ruis, divulgador del pensamiento social, político y económico, en una imagen en Alcalá de Henares, como “Papa provisional”. Foto de 1997 (ILUSTRACIÓN TOMADA DEL LIBRO “RIUS. MIS CONFUSIONES...”)
09/08/2017
00:24
Abida Ventura
-A +A

[email protected]

Extraordinario monero, uno de los últimos grandes historietistas que ha tenido el país, formador de generaciones de moneros, uno de los autores más leídos y de los más queridos entre los jóvenes, gran divulgador de la ciencia y la política, precursor de la democratización en la sociedad mexicana. Rius fue eso y más. Personaje polifacético, el cartonista cosechó una fructífera carrera por m   ás de 60 años.

Inició en 1954, sus primeros “monitos” se publicaron en la revista Ja-já; luego llegó su oportunidad en  Ovaciones,  donde sustituyó a Abel Quezada y logró gran proyección. Desde entonces sus dibujos quedaron plasmados en las páginas de los diarios y revistas más importantes del país, entre ellos El UNIVERSAL, La Prensa, La Jornada, Siempre, Proceso y El Chamuco.

Ganador del Premio Nacional de Periodismo de México en dos ocasiones y de La Catrina, que se otorga en la FIL Guadalajara, el dibujante también fue un impulsor y creador de revistas de humor político que siguen siendo referencia en la historia de la caricatura mexicana, como La Gallina, Marca Diablo, La Garrapata, El Chahuistle, El Chamuco y Los Hijos Del Averno. Fueron precisamente en las páginas de algunas de esas publicaciones donde formó generaciones de moneros y cartonistas. En La Garrapata colaboró junto a Rogelio Naranjo y a Helioflores, quienes lo han reconocido como su maestro; en El Chamuco vio crecer a las nuevas generaciones de cartonistas.

Considerado como el autor más leído y un “rock star” en las ferias de libros, Rius fue autor de dos de las más emblemáticas historietas de este país: Los Supermachos  y  Los agachados. Su trabajo en este ámbito es considerado por el historiador Agustín Sánchez como el “último jalón de la historieta en México”. En su vida publicó unos 140 libros que abordan diversas temáticas, entre los que destacan Rius para principiantes, Casa de citas, El amor en los tiempos del SIDA, Manual del perfecto ateo, Mis Supermachos, Un siglo de la caricatura en México, Marihuana, cocaína y otros viajes, Cuba para principiantes y Marx para principiantes.

Militante del Partido Comunista Mexicano, del Partido Mexicano de los Trabajadores y voluntario en la Cuba socialista, Rius es considerado un gran divulgador del pensamiento social, político y económico, temas que plasmó a través de sus irreverentes dibujos.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS