Se encuentra usted aquí

Entérate. Los gatos en la literatura

Enlistamos algunas obras dedicadas a los mininos, en el Día Internacional del Gato
"A merry party" (Una Fiesta Feliz) de Henriëtte Knip. FOTO: Tomada de Wga.hu
08/08/2017
18:41
Redacción
-A +A

"Oh pequeño/emperador sin orbe,/conquistador sin patria,/mínimo tigre de salón, nupcial/sultán del cielo...", dice uno de los versos de Pablo Neruda en su "Oda al gato". 

El poeta chileno fue uno de los autores que dedicó obra a los mininos, que hoy son celebrados en el Día Internacional del Gato. Aquí te presentamos algunas obras literarias que también son protagonizadas por estos animales o que su presencia tiene un gran peso en la historia:

1. "El gato negro" (Edgar Allan Poe). Una narración clásica del género horror, realizada por escritor estadounidense para el Saturday Evening Post en 1843. Describe las andanzas de un joven matrimonio, cuyo esposo se vuelve alcohólico y en un arranque de ira mata al gato de la casa...

2. Kafka en la orilla (Haruki Murakami). El personje principal de esta novela, que dio a su autor el Premio Mundial de Fantasía (2006), sigue los pasos de "Kafka Tamura" y "Satoru Nakata", un veterano de la Segunda Guerra Mundial que se dedica a buscar gatos en su barrio. En la historia del autor japonés, tanto los personajes humanos como los gatunos se funden en diversas escenas.

3. Gatos ilustres (Doris Lessing). La Premio Nobel británica plasmó su cariño por los mininos en este libro. De acuerdo a El País, una de las principales preocupaciones de la autora de Canta la hierba era que, cuando la Academia Sueca la premió, las visitas de la prensa incomodarían a su gata . En este texto, Lessing trata las diversas emociones que provocan los mininos en la gente, sean o no sus dueños.
 
4. El gato con botas (Charles Perrault). De este archiconocido cuento se han hecho diversas versiones (incluso retomándolo en películas, como Shrek). En el protagonista se exageran algunas características atribuidas a los gatos: una aguda astucia, ingenio y hasta una cualidad para ser parlanchín. Todo esto coronado con un atuendo elegante, las infaltables botas.

5. El gato que venía del cielo (Takashi Hiraide). Otro matrimonio y otro gato, pero esta vez la historia se desarrolla en Japón. La naturaleza y el misterio envuelven una historia de intriga con "tintes policiacos y filosóficos", señalan diversas sinopsis de librerías. 

6. Soy un gato (Natsume Soseki). Un gato sin nombre, que cita a Buda y a los clásicos griegos en sus múltiples incursiones a casas ajenas. De acuerdo a sinopsis publicadas en páginas de librerías, el minino se mueve entre un maestro sin muchas ganas de vivir, su discípulo y un bromista.

7. Cómo saber si tu gato planea matarte (Mathew Inman). Finalmente, y a modo de guiño hacia estos animales, este libro repasa con humor para adultos las diversas situaciones en que el autor imagina a los gatos.

Dentro de las referencias gatunas, no hay que olvidar al "Gato Culto", creado por Paco Ignacio Taibo I y al gato "Cheshire", de Alicia en el país de las maravillas, y uno de sus célebres diálogos:

-¿Podrías decirme, por favor, qué camino debo seguir para salir de aquí? -dijo Alicia.
-Esto depende en gran parte del sitio al que quieras llegar - dijo el Gato.
-No me importa mucho el sitio... -dijo Alicia.
-Entonces tampoco importa mucho el camino que tomes - dijo el Gato. 

sc

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS