UNAM: “Lluvias no dañaron patrimonio bibliográfico”

FOTO: Ariel Ojeda/EL UNIVERSAL.
31/05/2017
00:21
Teresa Moreno
-A +A

[email protected]

Las intensas lluvias de la noche del lunes generaron filtraciones de agua en la Biblioteca General de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), lo que ocasionó daños a algunos libros y reportes en redes sociales de que se había afectado parte del patrimonio cultural. Personal de la Universidad señaló que sí hubo libros dañados pero ningún ejemplar de los 173 llamados “incunables” que resguarda la institución.

Alrededor del mediodía, la Rectoría emitió un comunicado de prensa en el que señaló que se activaron los protocolos de emergencia de la UNESCO y así se evitaron daños al patrimonio bibliográfico. “Gracias a la activación de los protocolos de emergencia establecidos por la UNESCO, el patrimonio bibliográfico que resguarda la Biblioteca Central de la UNAM no tuvo daño alguno debido a la filtración de agua que sufrió este recinto durante la atípica tormenta que afectó al sur de la Ciudad de México la noche de ayer”, informó.

Los mensajes que se compartieron entre integrantes de la comunidad universitaria en la mañana señalaban que existían filtraciones de agua en el fondo antiguo de la Biblioteca Central con más de 500 libros afectados, por lo que se requería apoyo para activar la red de ayuda en caso de desastre. “La primera brigada de rescate ya está actuando pero se requieren materiales para secar: toallas ‘sanitas’ (de papel), papel secante, tablas, ventiladores, espátulas y manos voluntarias. El material se recibirá desde temprano en el Laboratorio de Restauración de la Biblioteca Central coordinando las labores de rescate. Sería de gran utilidad si ayudan a difundir el mensaje”, indicaba.

El Fondo Antiguo está integrado por obras con fecha de impresión anterior a 1800; en muchos casos, se trata de obras singulares y de especial valor, ya sea por su temática, rareza o significación histórica.

Al preguntar a trabajadores de la Biblioteca y ofrecer apoyo para las labores de rescate, se respondió que se trató de un “rumor” a través de redes sociales pero que no hubo una emergencia, que sólo fueron algunos libros los afectados.

Las intensas lluvias ocasionaron afectaciones al interior de la torre de Rectoría.

En la Dirección de Información de la Dirección General de Comunicación Social, en el basamento de la torre, el agua subió entre tres y cinco centímetros.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS