"No me preocupa lo que hace Donald Trump": Alessandro Baricco

El escritor italiano aseguró que la lectura hace comprensibles los motivos por los que el ser humano actúa
Foto: Esperanza Orea / Archivo EL UNIVERSAL
19/04/2017
13:21
-A +A

El escritor italiano Alessandro Baricco confesó que vive un momento en el que no está "particularmente preocupado", ni siquiera por lo que hace el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

"He vivido momentos duros en la vida, pero mi padre y mis abuelos los han vivido peores, me siento en un momento tranquilo en el que aprovecho las cosas que quiero, que sueño. Algunos años atrás, con la crisis económica, fueron dramáticos, preocupantes, pero ahora me parece que estamos mejor", expresa.

Y es que, como añade, sus abuelos vivieron la Guerra Mundial, su padre de pequeño vivió "bajo las bombas de los americanos", y él creció en una escuela en la que le enseñaban qué hacer ante una bomba atómica y en su época de la universidad vivió el terrorismo.

"Así que hay que entender que ahora no me preocupe lo que hace Trump, no creo que sea un momento particularmente dramático", cuenta entre risas.

Pero Baricco prefiere fijarse en la belleza, en esa "luz" que desprenden los libros, los lugares que visita o las personas: "Una luz que se ve con el corazón, con los ojos, las personas que llevan cualquier luz se reconocen rápido, y también a los libros".

El escritor apuntó que leer nos hace más "cívicos" porque se trata de un "gesto paciente", una manera de "bailar con el cerebro y la imaginación" que hace comprensibles los motivos por los que el ser humano actúa.

Artículo

Alessandro Baricco: "'La esposa joven' es un libro muy animal"

La nueva novela del autor italiano cuenta con escenas de la vida familiar y erotismo
Alessandro Baricco: "'La esposa joven' es un libro muy animal"Alessandro Baricco: "'La esposa joven' es un libro muy animal"

Por eso el autor de Seda o Tierras de cristal no duda en afirmar que los libros nos hacen "mejores", aunque rápidamente matice esta reflexión con otro pensamiento digno de cualquiera de sus mágicos y oníricos personajes: "No podemos olvidar que el hombre que mató a John Lennon llevaba un libro bajo el brazo cuando lo mató".

Así, desde Creta, y antes de viajar a Madrid para participar mañana en la Noche de los Libros, reconoce que con sus obras quiere invitar a la gente a entrar en esos "mundos paralelos", secuestrarlos y darles una segunda vida; porque cada vez que se abre cada uno de sus libros comienza un baile con sus lectores.

Pero no todos saben seguir los pasos que marca el italiano (Turín, 1958), según reconoce: "Seguramente los españoles y los latinoamericanos entienden mejor mis libros, me encuentro mejor con este público (...) con los ingleses encuentro más dificultad, su humor no es el mismo".

Siempre navegando en mundos donde se confunde lo real con lo onírico, el también dramaturgo, musicólogo y periodista confiesa que la música forma parte importante dentro de ese ritual que establece con sus lectores, pero se trata de melodías internas que nacen solo de los "libros bellos", porque considera, entre risas, que solo los libros mediocres se pueden leer con música de fondo.

Así que, aunque sea un gran amante de la ópera, nunca abordará una lectura en un ambiente con música, sino con el silencio que le proporciona la noche o los ratos de tranquilidad.

"Ahora -relata- sobre mi mesilla de noche tengo varios libros, porque siempre me gusta verlos cerca de mí: The Pickwick papers, de Dickens, Julio César, de Shakespeare, y una obra no muy conocida de Rebeca West. Siempre tengo libros cerca porque me hacen sentir seguro".

nrv

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS