Se encuentra usted aquí

Exhibirán textos de Luis de Carvajal

Los tres manuscritos que marcan el inicio de la literatura judía en América serán expuestos en el Museo Memoria y Tolerancia
Los documentos, que fueron robados del Archivo General de la Nación en 1932, serán digitalizados en la Biblioteca Nacional de Antropología e Historia para que el público los conozca a detalle (IRVIN OLIVARES. EL UNIVERSAL)
24/03/2017
00:25
Abida Ventura
-A +A

[email protected]

La Biblioteca Nacional de Antropología e Historia (BNAH) recibió ayer tres manuscritos de Luis de Carvajal, textos que marcan el inicio de la literatura judía en América y que habían sido robados del Archivo General de la Nación en 1932.

Estos documentos en pequeño formato que narran la vida y dan cuenta de la fe de este personaje de ascendencia judía que fue procesado por la Santa Inquisición se exhibirán a partir del 4 de abril en el Museo Memoria y Tolerancia; después serán digitalizados en la BNAH para que el público pueda conocerlos a detalle.

El conjunto de textos vuelve a México 80 años después de que el profesor Jacob Nachbin, también de ascendencia judía, los sustrajo del AGN. Por mucho tiempo se consideraron desaparecidos, hasta que en julio de 2016 salieron a la venta en una subasta organizada por una librería en Nueva York. Su precio de salida rondaba entre los 50 mil y 75 mil dólares.

De acuerdo con Luis Cacho, director general de Asuntos Jurídicos de la Secretaría de Cultura, y Diego Prieto, director del INAH, la recuperación se dio gracias a la colaboración del filántropo Leonard L. Milberg, quien dio aviso al consulado mexicano en Nueva York sobre la venta de los documentos.

Fue el también coleccionista quien adquirió los documentos y los donó al gobierno mexicano, con la condición de que se exhibieran en el Museo de la Sociedad Histórica de Nueva York y que, una vez que regresaran a México, se reconociera que fue él quién hizo la donación. “Considerando que todas las posibles acciones jurídicas que podía emprender el gobierno mexicano habían prescrito hace mucho tiempo, se aceptó la negociación de Milberg”, indicó Cacho.

Tras su exhibición en NY, los documentos fueron entregados formalmente a las autoridades mexicanas este 21 de marzo. El primer manuscrito Memorias de Luis de Carvajal es un cuadernillo elaborado en papel de trapo con 46 páginas que narran la historia del personaje, desde su salida de Europa a la Nueva España hasta los momentos previos a su muerte en la hoguera. Los otros dos textos son de carácter religioso: Los artículos de nuestra sagrada fe o La ley de Dios, compuesto por cuatro hojas en latín remarcadas con letras de oro; y El modo de adorar a Dios y exercicio devotísimo de oración, el cual utilizaba para orar en la celebración del Yom Kippur.

Según el director de la Biblioteca, Baltazar Brito, De Carvajal guardaba estos manuscritos dentro de su sombrero para no ser descubierto y acusado de practicar la religión judía. Sin embargo, él y su familia fueron procesados ante el tribunal de la Santa Inquisición, un juicio que Brito describe como uno de los más representativos que se llevó a cabo contra judíos: “Es un juicio amplio que incluye a más de 120 personas señaladas, las cuales fueron sentenciadas a pena de muerte, entre ellos Luis de Carvajal, su mamá y sus hermanos”. Brito dijo que a pesar de su antigüedad y el periplo que siguieron durante más de ocho décadas, los manuscritos están en buenas condiciones.

Trabajan en colección Patterson. El INAH señaló que la recuperación de estos manuscritos son parte de los trabajos que realizan para repatriar bienes culturales que han salido del país de manera ilegal. Cuestionados sobre los avances de las negociaciones con las autoridades alemanas para recuperar el lote de piezas precolombinas de la colección Patterson incautadas en Alemania, Diego Prieto indicó que aún no hay nada concreto, pero que recientemente la secretaria de Cultura, María Cristina García Cepeda, se reunió con la Ministra de Cultura de Alemania para platicar sobre una nueva ley alemana que permitiría la repatriación de esos bienes. “El problema es que, como cualquier ley, es difícil atender situaciones de retroactividad”, indicó.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS