La poética cardinal de Juan Rafael Coronel

En "Las cuatro esquinas del fuego", el poeta, curador y fotógrafo hace una exploración a la vida cotidiana desde la poesía
El segundo poemario de Coronel Rivera explora los cuatro puntos cardinales (ESPECIAL)
21/03/2017
00:21
Yanet Aguilar Sosa
-A +A

[email protected]

Juan Rafael Coronel Rivera concibe sus proyectos poéticos como un objeto de arte integral pero siempre muy arriesgados y vanguardistas. Así lo hizo en African Jamboree el año pasado, y ahora lo hace con Las cuatro esquinas del fuego, su más reciente poemario en el que explora los cuatro elementos de vida, pero también expande sus poemas a los cuatro puntos cardinales no sólo de la geografía, sino de la caja tipográfica de este libro que es un bello objeto de creación artística.

“Siempre platico con los diseñadores, les expongo mis ideas y en este caso José Luis Lugo realmente las tomó muy bien, por eso hay un apartado sobre el caos, él jugó mucho con eso. En el libro no hay un orden en cuanto a la dinámica de donde están colocados los poemas en la hoja, de repente hay hojas en blanco y todo esto le va dando una cadencia que está muy bien integrada a la cuestión de la naturaleza. La naturaleza no es ni lineal, ni esquemática, nosotros le damos todas las propiedades de orden matemático pero todo eso son invenciones, lo que nos rige es el caos y nosotros le tratamos de poner límites al caos”, señala el artista.

El poeta, fotógrafo, narrador, ensayista, crítico e historiador del arte, curador, etnólogo y editor, ha optado por dejar la curaduría, o hacer curaduría específicamente de arte popular, para enfocarse a su obra personal que está en la poesía y la fotografía. Trabaja poemarios a la par que desarrolla portafolios fotográficos sobre temáticas que caminan de manera paralela a la poesía. Sabe que un día esas dos artes se van a juntar en un libro.

“A pesar de que hago mucha fotografía construida en las calles, acomodó alguna cosa, una piedra, para que me de una estructura, sí soy un fotógrafo de afuera, de ver lo que está sucediendo afuera. La fotografía contemporánea se está haciendo en interiores y habla de cuestiones de vida interior; a mí me gusta un poco más lo que sucede afuera, la vida de la gente y la vida de las cosas y eso emparenta las dos disciplinas”, señala Coronel Rivera.

El poeta que ha publicado sus dos libros de poesía con Talamontes Editores, asegura que él es un escritor diurno que escribe generalmente entre 6:30 y 10 de la mañana, por esos dices que quizás sus poemas son una cuestión creativa y casi van siguiendo una trama. “En mis poemas yo no estoy realmente seleccionando, quitando o poniendo, más bien un poema lleva al otro, una idea va llevando a la otra idea y entonces se van entrelazando”.

Juan Rafael Coronel reconoce que por eso Las cuatro esquinas del fuego está dividido por secciones muy claras, dadas por los cuatro puntos cardinales que es un poco la idea de todo el libro. “Tienen temas redondos cada uno de los apartados del libro que nos van narrando toda una historia, la primera donde habla todas estas cuestiones de muerte y asesinatos. Lo que me interesó allí fue hablar de la agresión sobre todo de la agresión que se está padeciendo en este mundo contemporáneo que muchas veces es una agresión velada por muchísimas cosas”.

Así hay otro segmento donde está principalmente marcado por el baile. “El baile me interesa mucho por la cuestión de orden ritual, prácticamente en todas las metafísicas de todo el mundo se baila y entonces tomé esa perspectiva para hablar de lo que está opuesto a la muerte y la agresión, me interesan todos los tipos de baile”.

Al curador y editor le interesa el individuo contemporáneo y cómo seguimos estructurados precisamente con la parte histórica. “En las zonas de la violencia, del agua, lo que está muy involucrado son los elementos pero desde el punto de vista de la matemática, hay toda una idea de la numerología antigua, de la idea de la numerología metafísica, toda la estructura que viene por una parte los egipcios y por otra parte los griegos, de cómo entendían la música de las esferas que es una cosa muy extraña”.

Su búsqueda poética está en los límites, en las estructuras, en las propuestas, en las geografías. Desde allí viene su exploración, su lenguaje de lo cotidiano, sus tramas poéticas un poco intelectualizadas pero que dan cuenta de la naturaleza que es vida y es caos. Las cuatro esquinas del fuego se presentará el próximo jueves, a las 19 horas en la librería Rosario Castellanos.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS