Soy un animal de biblioteca, de sueños: Carmen Boullosa

La escritora participó en la Feria Internacional de la Lectura Yucatán
Foto: Archivo EL UNIVERSAL
13/03/2017
16:39
EFE
México
-A +A

La escritora mexicana Carmen Boullosa se definió hoy como "una soñadora" que le gusta crear con lo que imagina, al participar en la Feria Internacional de la Lectura Yucatán (FILEY) 2017.

"A mí lo que me gusta es imaginar y crear con lo que uno imagina", dijo Boullosa, de 62 años y residente en Estados Unidos, donde imparte cátedra en las universidades de Nueva York, Columbia y Georgetown.

Durante su primera participación en la FILEY, que se celebra entre el 11 y el 19 de marzo en Mérida, capital del suroriental estado de Yucatán, Boullosa aseguró que no tiene "el ímpetu de una viajera", pero sí el de "una soñadora".

"Soy un animal de biblioteca, de sueños", afirmó Boullosa (Ciudad de México, 1954), quien reconoció que aunque suele hacer muchos viajes para dar conferencias o presentar libros, ello no la define como viajera.

Dijo que tiene obras que se desarrollan en puntos de la geografía mundial donde nunca ha estado.

"Escribí sobre la Batalla de Lepanto (1571) y nunca he estado en Creta y abordo la obra de Cervantes sin haber estado en el mismo siglo", comentó Boullosa, ganadora del Premio Xavier Villaurrutia en 1989 por su obra Antes.

Sobre su novela El libro de Ana (2016), que presenta en la feria literaria, la autora recrea e imagina el libro perdido que el escritor ruso León Tolstoi le atribuyó a su personaje en la novela de Anna Karenina (1887) a partir de la mención de que la protagonista tenía una obra escrita que nunca fue revelada.

"Reinvindico el libro de Anna Karenina con la intención de reinvindicar a una generación de mujeres maravillosas", aseguró esta escritora atrapada por la idea de buscar obras de autoras poco conocidas.

Boullosa dijo que lo asumió por su convicción de investigar a autoras en lengua española y poesía femenina, la cual es parte de la cátedra que ofrece en universidades estadounidenses.

Sobre Karenina, dijo que su suicidio -recreado en el cine- le parece más involuntario que nada.

"En realidad es un poco un accidente, una locura por el láudano porque Tolstoi sabía muy bien que esa mujer con esa vitalidad tan grande no iba a cometer un suicidio del todo voluntario", apuntó.

Sobre la relación con los lectores de sus libros, señaló que suele hacer "oídos sordos" a los comentarios y darse espacio para trabajar en la siguiente obra.

nrv

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios