Brexit recuerda al III Reich: Ian McEwan

El escritor dijo que la decisión fue adoptada a golpe de plebiscito y que ha sido un auténtico desastre
Foto: EFE
10/03/2017
13:22
Barcelona
-A +A

El escritor británico Ian McEwan, criticó hoy el "brexit", "hecho a golpe de plebiscito", que "recuerda al III Reich" y que se decidió con "16 millones de ciudadanos a favor de permanecer en la UE y 17 millones de partidarios de abandonarla".

Más allá de los datos, McEwan cree que "hay un pequeño grupo de políticos enérgicos y decididos que han invadido el proceso y son los que llevan actualmente las riendas; son impacientes, poco claros, opacos y cada vez que hablan del pueblo lo hacen como si representaran a la totalidad de la población".

En su opinión, el "brexit" "ha sido un auténtico desastre". "Me sabe mal porque somos una democracia parlamentaria, y no me gustan estas decisiones adoptadas a golpe de plebiscito que me recuerdan al III Reich", aseguró el escritor en Barcelona.

Ese mismo grupo reducido de políticos ataca con ferocidad a los críticos, como ha sucedido recientemente con algunos jueces que advertían de que la salida de la UE podría significar la pérdida de derechos sociales.

"Esos políticos han reaccionado violentamente y su brazo armado, la prensa amarilla, ha empezado a indagar en las vidas de los jueces para ver si son homosexuales o cualquier otra cosa, lo que recuerda a la época del terror de la Revolución francesa y Robespierre", agregó.

Artículo

"Brexit" y Donald Trump impulsan a "Post-verdad" como palabra del año

La palabra hace referencia al dominio de la emoción en los discursos públicos; su uso incrementó con la votación del "brexit" y la candidatura de Donald Trump
"Brexit" y Donald Trump impulsan a "Post-verdad" como palabra del año"Brexit" y Donald Trump impulsan a "Post-verdad" como palabra del año

McEwan, que echará en falta poder desplazarse sin tener que enseñar el pasaporte desde Eslovenia a Francia, defendió la Unión Europea como "un proyecto heroico, que con todas sus debilidades e imperfecciones ha permitido vivir a Europa en paz durante 60 años, en una situación de bienestar relativa".

El escritor presentó en Barcelona la edición en español su última novela, Cáscara de nuez, en la que recurre a un feto como narrador en una trama de suspense.

Un día después de pronunciar una multitudinaria conferencia dentro del festival Kosmópolis, Ian McEwan (Aldershot, 1948) aseguró que cada novela que escribe es "como si fuera la primera, como si no tuviera pasado" y hace eso porque su interés radica en "explorar nuevos textos y fronteras".

Con su punto de vista limitado, descubrió que esta novela y este narrador le permitiría hacer un compendio de toda su carrera profesional en el pasado.

Artículo

Lo que pasa en EU con Trump recuerda a los primeros años del nazismo: Volpi

El escritor apuntó que el auge los movimientos de ultraderecha en otras partes del mundo son síntoma de una época de desencanto global
Lo que pasa en EU con Trump recuerda a los primeros años del nazismo: VolpiLo que pasa en EU con Trump recuerda a los primeros años del nazismo: Volpi

"He podido plasmar toda la violencia y crueldad, también todo el amor, la esperanza, temas que han estado presentes en mis libros, así como mi pasión por la poesía, por Shakespeare", comenta McEwan quien aún no ha podido dar respuesta al dilema de si su protagonista podría ser Hamlet esperando a nacer o el propio Shakespeare antes de nacer.

Releyendo a Hamlet, que es un texto que refleja cómo pensamos sobre nosotros mismos, el autor de Los perros negros y Expiación señala que "el yo es la piedra angular que determina el ser humano moderno".

Advierte McEwan que en el contexto actual de grandes desafíos, "por no decir ataques directos a la sociedad democrática, tanto en Europa como en Estados Unidos, sin olvidar Rusia y China, tenemos un sentimiento generalizado de impotencia, vemos que es difícil influir en esos acontecimientos, y esa impotencia es la que caracteriza a Hamlet y a mi protagonista intrauterino, que observa el mundo, pero no puede influir en ese mundo".

El narrador/feto se da cuenta, precisa, que para él "lo único posible que puede hacer es nacer y con su nacimiento interrumpir todo el flujo de acontecimientos que observaba previamente".

Hay un elemento de novela negra en Cáscara de nuez, pero no es un elemento central del argumento, precisa: "Aquí la cuestión no es tanto quién ha cometido el crimen, sino saber si se saldrán con la suya".

McEwan está trabajando actualmente en el guión para adaptar dos de sus novelas al cine, Chesil Beach y La ley del menor, con un reparto que se anuncia de "primera clase".

nrv

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS