Las expresiones de la poesía, en ENCLAVE

En la Feria del Libro de Minería inicia mañana el festival interdisciplinario
Abraham Chavelas es el curador del Festival de Poesía Interdisciplinaria Enclave. (CORTESÍA FESTIVAL DE POESÍA ENCLAVE)
28/02/2017
00:22
Yanet Aguilar Sosa
-A +A

[email protected]

En el Festival de Poesía Interdisciplinaria ENCLAVE todo puede caber. En ese encuentro que por séptima ocasión se realiza en el marco de la Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería se reafirma la amplitud de la poesía y sus múltiples lazos con otras manifestaciones artísticas. Esta vez, el festival se rige por la idea de que la poesía es sonido, cuerpo y presencia, y es voz, imagen y música. Que no sólo aparece como flujo, sino como fricción y roce entre lenguajes. Una creación interdisciplinaria donde colaboración y creación colectiva son el eje.

Del 1 al 4 de marzo estarán presentes en México Felipe Cussen (Chile), Proyecto Altazor (Morelos), Bárbara Lázara (Oaxaca), Roberto Romero y Paty Blake (Tijuana), Daniel Fragoso y Rubén Gil (Hidalgo), Raciel Quirino (Guerrero), Maritea Daehlin (Noruega-México) y Sarmen Almond (CDMX); además de Alejandra Espino (CDMX); Romina Cazón (Argentina); Mariana Arteaga (CDMX); y SHILTI (Xalapa), quienes participan en la edición 2017 del Festival de Poesía Interdisciplinar ENCLAVE que está dedicado al concepto de Poéticas multiperceptuales.

El festival dará cabida a todas las manifestaciones del acto poético, a decir de Abraham Chavelas, curador invitado de esta edición de ENCLAVE que fue creado y que dirige la poeta Rocío Cerón. “ENCLAVE siempre apuesta a una manera distinta de entender, comprender y crear la poesía, no solamente desde la gente que la está haciendo de una manera experimental o añadiendo elementos que no son tan comunes o no es lo que hace el poeta en general, desde música, arte sonoro, artes visuales, performance, danza y otras expresiones artísticas y presentándolo como creación”.

El poeta afirma que la finalidad de ENCLAVE es llevar esas creaciones a un público que está ávido de otras propuestas literarias o que no entiende o que no sabe cómo se expande la literatura. “La apuesta de ENCLAVE es mostrar estas otras experiencias que permiten acercar a los espectadores a una nueva manera de entender el arte”.

Chavelas tiene claro que aunque esta forma del acto poético no se ve comúnmente es una virtud que tiene la poesía desde sus inicios, desde la oralidad que no estaba amarrada a un sólo formato, sin embargo con la invención de la imprenta, nos quedamos con el formato de la poesía sólo escrita, pero el acto poético está inmerso en muchísimas expresiones.

“Me parece interesante, curioso y un poco absurdo que cuando nos expresamos de algo que es realmente bello digamos que es poesía o que es poético, pero que la poesía no tenga esos espacios que merece o que ha perdido con los años o que no le ha interesado al lector o a las grandes industrias, colocarla donde merece estar, no puede ser. Entonces, lo que muestra ENCLAVE es que hay muchísimas formas de entender y de crear poesía y lo ha hecho por siete años con invitados de todas partes del mundo que demuestran que sí hay muchísima gente que la está haciendo y muchísima gente que tiene ganas de conocerlo y seguirlo”, afirma Abraham Chavelas.

El curador, junto con Rocío Cerón, asegura que la sede base es la Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería, donde se realizarán las mesas de diálogo, una mesa y una lectura cada día; y “lo que estaremos haciendo en la Universidad del Claustro de Sor Juana son las clínicas de Imaginación poética, que son también mesas de diálogo, pero con gente más interesada en la creación o en el proceso creativo de los participantes y que buscan tener interacción de una manera un poco más académica”.

Y en el Centro Cultural de España será el cierre del festival, el viernes 3 de marzo, a las 20 horas, en el Espacio X, donde los invitados presentarán parte de su trabajo de manera más amplia porque el sitio así lo permite, aunque en la Feria los invitados siempre estarán dando “pequeñas probaditas”.

Chavelas afirma que hay varios festivales hermanos porque se ha abierto el entendimiento de aceptar, de asumir, de admitir que hay otras formas de crear y otras formas de entender el arte. “Hay muchísimos festivales de arte sonoro, experimentación sonora o poesía experimental, pues las generaciones y los jóvenes siguen creciendo, el mundo sigue girando y tenemos que ir a la par. Esto no es nada nuevo, hay muchísimos ejemplos, desde el mismo Bob Dylan, Jim Morrison, Paty Smith, Laurie Anderson, que ya estaban haciendo ese tipo de actos”.

Desde esa mirada inclusiva delinearon el programa de la edición 2017, que arrancará el próximo miércoles en la FIL del Palacio de Minería. Rocío Cerón y Abraham Chavelas apostaron esta vez por invitados que revolucionan el acto poético en varias ciudades del mundo, pero también con creadores que están haciendo apuestas fuertes en ciudades de México, que no son necesariamente del centro del país o capitales importantes.

Dice Chavelas que “la esencia es no quedarnos en lo que sucede en el centro del país, en la Ciudad de México, buscamos la diversidad y no nada más tener miradas de lo que pasa en las ciudades más importantes del mundo sino también lo que está sucediendo en nuestro país. Tenemos invitados de Oaxaca, Guerrero, Tijuana, y tenemos un invitado de Chile y otro de Noruega, es voltear a ver lo que está pasando y, en mi caso, como curador invitado, mi intención era no solamente tener como base el libro y la poesía en sí, si no el acto poético desde el sonido, desde el movimiento del cuerpo y por eso están Sarmen Almond o Bárbara Lázara, que están haciendo cosas no solamente con la palabra sino con los sonidos de la voz; con la voz como acto poético”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS