Reflexión sobre muros y fronteras en “El enigma de Rania Roberts"

El escritor español Javier Bernal construye la trama en la ciudad bíblica de Jericó, enclavada en Cisjordania, y tiene como protagonista a Rania, una joven mujer hija de padre palestino y madre estadounidense convertida al Islam
02/02/2017
21:51
Gilberto Molina - Agencia EL UNIVERSAL
-A +A

En momentos en que hablar de fronteras y muros se ha vuelto cotidiano, la novela “El enigma de Rania Roberts”, ópera prima del escritor español Javier Bernal, adquiere tintes de dramática actualidad.

La trama se desarrolla en la ciudad bíblica de Jericó, enclavada en Cisjordania, y tiene como protagonista a Rania, una joven mujer hija de padre palestino y madre estadounidense convertida al Islam, cuya vida de cuento se ve súbitamente trastocada.

La formación de Rania en una región marcada por la religión no le impide aprender inglés, su idioma materno, y ejercer de intérprete y guía de turistas. Esta influencia de dos culturas le provoca sentimientos opuestos y su incomprensión a esa convivencia aparentemente imposible entre musulmanes, judíos y cristianos en esa porción de “Tierra Santa”.

Cisjordania, territorio históricamente en disputa, es el epicentro de este thriller, donde Israel construyó un muro de contención como el que pretende edificar Donald Trump, presidente de Estados Unidos, en la frontera con México, uno de los corredores humanos más transitados del mundo.

El libro está publicado por la editorial Suma de Letras y da un salto de Oriente Medio a Nueva York, en medio del mar de “tiburones” de Wall Street.

La historia de la protagonista se entrelaza azarosamente con la de David Ackermann, un estadounidense hijo de judíos alemanes que huyeron del nazismo. Originalmente un hombre de negocios, un buen día decide abandonar las finanzas y enrolarse en el ejército israelí, donde logra ascender a capitán.

Es precisamente en Jericó donde conoce a Rania, quien yace maltrecha en una cama de hospital luego de haber sido violada por un soldado israelí ebrio, que de esta forma cobra venganza del atentado donde mueren su hermana y sobrina de tres años. El autor de ese atentado es un joven llamado Abdul, novio de Rania.

A lo largo de sus páginas son constantes los sobresaltos y sinsentidos que brotan del odio. “El Enigma de Rania Roberts” está disponible en librerías y en formato digital. Javier Bernal, el autor, trabaja en lo que será su segunda entrega, bajo el sello de la editorial Penguin Random House.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS