Editores firman petición para eliminar trabas aduaneras

El Grupo Iberoamericano de Editores firmó la "Declaración de Barcelona", que será llevada a la próxima Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno Iberoamericanos
La eliminación de aranceles y trámites aduaneros y administrativos favorecería la libre circulación del libro. Foto: Archivo EL UNIVERSAL
12/10/2016
11:30
EFE
Barcelona
-A +A

El Grupo Iberoamericano de Editores (GIE), que agrupa a las asociaciones y cámaras del libro españolas y de los países iberoamericanos, aprobó hoy en Barcelona una declaración en la que pide a los gobiernos que eliminen para los libros todo tipo de aranceles y trabas aduaneras y administrativas.

En el marco del Salón Internacional del Libro, Liber, que se celebra este fin de semana en Barcelona, los editores iberoamericanos firmaron la llamada Declaración de Barcelona, aprobada por unanimidad.

El documento busca que todos los gobiernos de los ámbitos lingüísticos español y portugués favorezcan la libre circulación del libro entre sus respectivos países, y eliminen todo tipo de aranceles, trabas aduaneras y administrativas para garantizar la libertad de expresión.

El objetivo es elevar esta Declaración de Barcelona a la próxima Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno Iberoamericanos para que asuma el compromiso de poner en marcha un plan de acción que fortalezca el libro y la lectura en coherencia con los objetivos educativos planteados hasta el 2020.

Artículo
La eurodiputada Julia Reda advirtió que las medidas de la Comisión Europea sobre derechos humanos afectaría no sólo a los agregadores de Google News, sino también a las prácticas de los internautas en las redes sociales
Propuesta de CE sobre derechos de autor afectaría a las redes socialesPropuesta de CE sobre derechos de autor afectaría a las redes sociales

En concreto, el Grupo Iberoamericano de Editores solicita el diseño y ejecución de planes permanentes de fomento de la lectura que pongan en valor el papel del libro, que cuenten con dotaciones presupuestarias suficientes y que permitan convertir a esta zona en una región de lectores.

Además, pide la puesta en marcha de medidas contra la piratería en cualquiera de sus formas y de protección y fomento de la Propiedad Intelectual.

"La regulación de la Propiedad Intelectual es una de las grandes conquistas revolucionarias que permite la autonomía de los creadores y el resto de los titulares del Derecho de Autor y su promoción no es un obstáculo para el desarrollo digital, sino su base", señala la declaración.

Por último, reclama la ejecución de un plan con un tiempo máximo de dos años para la eliminación de las trabas arancelarias y fiscales que aún existen para la libre circulación del libro y, sobre todo, de las barreras no arancelarias y administrativas que aún son muy abundantes en la región, así como el compromiso de no establecer nuevas trabas y barreras.

El Grupo Iberoamericano de Editores considera que el libro "es y ha sido el principal instrumento de desarrollo y formación y, algo que a veces se olvida, de integración social que ha tenido la Humanidad".

nrv