"Hoy más que nunca necesitamos a Monsiváis"

A cinco años de su muerte, el Museo del Estanquillo dedicará el día de hoy a recordar la obra del escritor
En la terraza del Museo del Estanquillo, donde se llevó a cabo la inauguración, el público realizó una sesión de lectura continua. FOTO: Valente Rosas/EL UNIVERSAL.
13/06/2015
13:54
Jonathan Hernández / Clínica de Periodismo
Ciudad de México
-A +A

Los rumores de la ciudad fueron parte del homenaje que se inauguró hoy a las 11:20 horas en el Museo del Estanquillo, para conmemorar el quinto aniversario luctuoso del escritor y ensayista Carlos Monsiváis.

Hasta las 19 horas, el recinto ofrecerá  diversas actividades: talleres de fotografía, grabado e improntas. 

A las 16 horas tendrá lugar la mesa "Monsi y el Ensayo" con la participación de Antonio Saborit y Guillermo Fadanelli. A las 17 horas, "Monsi y la fotografía," donde hablarán Rafael Barajas "El Fisgón" y Graciela Iturbide. Para cerrar la jornada, Horacio Franco ofrecerá un concierto a las 18 horas.

"No podemos pensar en la ciudad de México sin pensar en Carlos Monsiváis. Hablar de Monsiváis es hablar de la diversidad y complejidad que significa esta ciudad", señaló en el acto inaugural Déborah Chenillo Alazraki, coordinadora de vinculación cultural de la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México.

Por su parte, Beatriz Sánchez Monsiváis, secretaria de la Asociación Cultural El Estanquillo y representante de la familia Monsiváis, señaló que "este museo es parte de lo que él nos legó, de lo que él quería dejar a todos nosotros, para que gozáramos y nos informáramos de nuestra cultura, de lo que él coleccionó".

Angélica Vázquez del Mercado, titular de la Dirección General Adjunta de Fomento a la Lectura y el Libro, enfatizó que "este es uno de tantos homenajes que llevamos a cabo, queremos el mejor de los homenajes a nuestros escritores, que es leerlos. Este homenaje tiene que replicarse todos los días, leyendo a Carlos Monsiváis, que nos enseñó a leer la ciudad y este país".

En la terraza del Museo del Estanquillo, donde se llevó a cabo la inauguración, el público realizó una sesión de lectura continua. Así, mientras alguien recordaba fragmentos de Escenas de pudor y liviandad, alguien más leía sobre el aburrimiento. Apocalipstick descansaba en un sillón, al lado de Amor perdido, y en un estante, no muy lejos, se encontraban libros de autores como Díaz Mirón, Etgar Keret con su De repente un toquido en la puerta, Margaret MacMillan, pero también John Green y su novela Ciudades de papel.

De manera constante se escuchaban frases como "Va por Carlos, va por México", "Hoy más que nunca Monsiváis es un personaje irreemplazable, lo necesitamos", que se conjugaban con ilustraciones del escritor mirando fijo al público, de sus lentes reposando sobre el escritorio y de sus gatos paseando por el estudio.

 

sc 

INFORMACIÓN RELACIONADA

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS