Alfredo Vilchis pinta la fe en exvotos

Alfredo Vilchis abre en la Biblioteca Vasconcelos una muestra con 160 piezas, de series sobre la Revolución, oficios, el campo, problemas sociales y prostitución
Alfredo Vilchis es autodidacta, tras vender en la calle miniaturas de paisajes y bodegones, descubrió el arte del exvoto. (FOTOS: LUCÍA GODÍNEZ. EL UNIVERSAL)
03/06/2017
04:20
Sonia Sierra
-A +A

[email protected]

Los exvotos de Alfredo Vilchis son de dos tipos: unos nacen de las historias que le relatan personas de cualquier edad, origen, sexo y condición social, a quienes escucha y que le piden dibujarlas; y los que imagina a partir de noticias en la prensa y la TV, personajes públicos o hechos históricos.

En todos incluye personas y una escenografía a las que agrega mucho de su imaginación; todos tienen un texto que expresa el agradecimiento a la Virgen, a Dios o a un santo —en la tradición de los exvotos— y tienen una dosis personal de humor que va desde las faltas de ortografía, hasta la pérdida de toda noción de perspectiva.

Desde 1986, Vilchis hace exvotos; los primeros eran de hechos históricos —los más conocidos son los que hizo sobre la Revolución—, y más o menos desde los años 90 comenzó a crear piezas que le piden y en las cuales relata la vida cotidiana de todo tipo de personas. Así, hay exvotos eróticos, de sucesos violentos, de figuras del espectáculo y de la política —desde Donald Trump hasta Alex Lora—; los hay de la Selección Mexicana y de luchadores; sobre la infidelidad en un cuarto de hotel, de los efectos del viagra y sobre la prostitución. En uno de estos se ve una calle de La Merced, donde se representa hablando con prostitutas que va a pintar y también a Toulouse Lautrec.