Duchamp y McCarthy invaden las ruinas de Roma

Decenas de obras de artistas contemporáneos se exhibirán en la colina del Palatino
Foto: Captura video YouTube / Agencia EFE
14/06/2017
11:18
EFE
Roma
-A +A

Decenas de obras de artistas contemporáneos como Paul McCarthy, Marcel Duchamp o Maurizio Cattelan invadirán las polvorientas ruinas del Palatino romano con una muestra que aunará en sí un pasado ya arqueológico y un presente artístico provocador.

La exposición abrirá sus puertas al público desde el 28 de junio hasta el 29 de octubre y contará con más de cien obras, entre grandes instalaciones, esculturas, dibujos, fotografías y cuadros de afamados artistas procedentes de veinticinco países del planeta.

Hoy pudo verse el avance de los preparativos de esta muestra, que transcurrirá en la colina del Palatino, bajo los imponentes arcos del Palacio del emperador Septimio Severo, que vivió en la segunda mitad del siglo II, y en la explanada del antiguo estadio palatino.

"Las obras desarrollan la relación entre el presente y el pasado, donde el arte contemporáneo se convierte en un lugar en el que experimentar la historia", explicó en una conversación con prensa española el comisario Alberto Fiz.

A dos semanas para su apertura ya han sido instaladas una decena de piezas, como la nube de Denis Santachiara insertada dentro de una arcada romana, como si tuviera "miedo a volar", apuntó Fiz.

Artículo

Cuentan historia de Nerón en un polémico musical

El espectáculo en la colina del Palatino recorre los últimos 14 años del emperador. Expertos sugieren que el escenario perjudica la belleza y mantenimiento del área arqueológica
Cuentan historia de Nerón en un polémico musicalCuentan historia de Nerón en un polémico musical

En una espléndida terraza del Palatino pende una "Soyuz" con una bandera soviética y otra estadounidense con la que el suizo Christian Philipp Müller analiza "los parámetros de la identidad política, cultural y económica de la sociedad contemporánea".

En medio del estadio han sido erigidas dos construcciones, si no raras, al menos peculiares: Por un lado After Love (2003), una casa de formas imposibles inspirada en la película Una semana (1920) de Buster Keaton y creada por el dúo artístico italiano Vedovamazzei.

Por otro lado Gli occhi di Segantini (2008), una fiel reproducción del quiosco de madera y planta circular desde el cual el artista Giovanni Segantini, exponente del Divisionismo, retrató a finales del XIV las nevadas y bucólicas cumbres alpinas.

Se instalará también el felpudo-espejo con el que el irreverente Maurizio Cattelan provocará a todo aquel que pase por encima y la fotografía de una actuación de Abramovic en 2001 en el abandonado hospital psiquiátrico de Volterra, toda una alegoría del deseo.

También un oso infantil que defeca, obra del estadounidense Paul McCarthy, "un elemento 'Disney' que molesta", unos "Rotoreliefs" (1957) de Duchamp o una pieza de la serie de las manos del español Antoni Tàpies.

El comisario definió la muestra como un "trabajo completo" cuyo reto principal "no solo es colocar las obras en un ambiente sugestivo sino encontrar una clave de lectura".

Y esa clave es el choque, o quizá diálogo, entre la arquitectura y el arte contemporáneo, una relación vinculada "a la memoria, al tiempo, a la ironía como componente de provocación y a la puesta en discusión de nuestras certezas", subrayó Fiz.

Artículo

Luces "espectrales" acaban con el esplendor de Roma

Ciudadanos y colectivos de la capital tratan de frenar la instalación de luces led en el centro de la ciudad
Luces "espectrales" acaban con el esplendor de RomaLuces "espectrales" acaban con el esplendor de Roma

Pero también "devolver la vida con estas obras a los lugares donde la vida se fue hace mucho tiempo", conferir a este espacio "un sentido de percepción vital", refirió el superintendente para la Arqueología de Roma, Francesco Prosperetti, en rueda de prensa.

La obras proceden de los depósitos de Tulio Leggeri, considerado uno de los mayores coleccionistas de arte italianos, con más de mil piezas, muchas de las cuales pueden verse en su museo "ALT", en el municipio de Seriate, provincia de Bergamo (norte).

Leggeri, arquitecto de profesión, asegura en tono campechano que mostrar en Roma estas piezas de su rica colección es "una gran satisfacción", un reconocimiento a toda una vida dedicada al arte, especialmente en su variante contemporánea.

Explicó en una conversación con medios españoles que comenzó a coleccionar arte a finales de la década de 1960, cuando llegó a un Milán en el que despuntaba el pintor y escultor ítalo-argentino Lucio Fontana y donde conoció al resto de artistas de su ámbito.

Desde entonces, y ha pasado más de medio siglo, Leggeri colecciona este tipo de arte: "Ha dado continuamente respuestas a mis preguntas, tanto existenciales como ligadas también a la búsqueda de la belleza", aseveró.

nrv

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS