Holandeses restaurarán dos fuentes de Roma

La restauración es un gesto simbólico luego de que hinchas dañaran una emblemática obra de Bernini
Foto: EFE
09/03/2017
13:47
Roma
-A +A

Un grupo de mecenas holandeses se hará cargo de la restauración de dos fuentes de Roma, una de ellas obra de Gian Lorenzo Bernini, como gesto simbólico después de que hinchas del Feyenoord dañaran la emblemática "Barcaccia" de Plaza de España en 2015.

El ayuntamiento de Roma informó de que hoy ha comenzado la rehabilitación de la fuente de las Abejas, una escultura ubicada actualmente en la romana plaza Barberini y que Bernini realizó bajo el pontificado de Urbano VIII como decoración urbana.

El próximo 13 de marzo comenzará la restauración de otra fuente situada en una plaza de la vía Tiziano de la capital italiana, paralela a la Flaminia.

La fuente de las Abejas, animal que representaba a la familia de los Barberini, fue restaurada por primera vez en el 2000 y esta intervención, que durará 60 días, prevé la limpieza de la superficie, reparación de grietas, tratamiento de protección de la piedra y la revisión de su instalación hídrica.

Artículo

Arrancan un colmillo del Elefante de Bernini

El fragmento que fue arrancado apareció a los pies de la escultura realizada en 1667
Arrancan un colmillo del Elefante de BerniniArrancan un colmillo del Elefante de Bernini

Más delicados serán los arreglos de la fuente de Vía Tiziano ya que nunca ha sido sometida a una restauración a pesar del mal estado que presenta, después de que fuera golpeada tras la caída de un pino a causa de un temporal en marzo de 2015.

Estas dos intervenciones tendrán un precio estimado de 100 mil euros (121 mil dólares), una cantidad que será desembolsada por un grupo de mecenas holandeses como gesto de reparación después de que los ultras del Feyenoord dañaran la "Barcaccia" de Plaza España en febrero de 2015, antes de un partido contra el Roma de la Liga Europa.

La fuente de la Barcaccia, situada a los pies de la escalinata de la Trinitá dei Monti, fue un encargo en 1627 del papa Urbano VIII a Pietro Bernini, que contó con la ayuda de su hijo Gian Lorenzo para esculpir la enorme barca semihundida.

nrv

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS