"Adoración de los Magos", de Da Vinci, vuelve a ser exhibida

"La pintura de Leonardo estaba adelantada al menos 40 años a su tiempo", agregó Marco Ciatti, supervisor de la restauración
Da Vinci trabajó en la obra de 1481 a 1482, pero la dejó inconclusa (MAURIZIO DEGL' INNOCENTI. EFE)
28/03/2017
00:21
-A +A

Roma. —La adoración de los Magos, uno de los cuadros más conocidos de Leonardo da Vinci, volverá a exhibirse en la Galería de los Uffizi de Florencia después de cinco años de restauración, en la que se han develado nuevos secretos.

La obra fue trasladada en 2011 del museo florentino a la llamada Opificio (Fábrica) de Piedras Duras para su restauración debido al estado en el que se encontraba. La pintura regresó de nuevo a su sala original y podrá ser observada como protagonista de una exposición dedicada al cuadro para celebrar su regreso al museo.

La Adoración de los Magos es una pintura al óleo en la que el genio del Renacimiento trabajó en 1481 y 1482, pero que dejó inconclusa.

Su condición de estado incompleto y la composición —considerada revolucionaria— de la escena de La Adoración, han hecho de ella una de las más famosas y estudiadas obras de Leonardo.

Los expertos han interpretado durante años este cuadro y la manera en la que Leonardo lo realizó, sin llegar a conclusiones.

Artículo

Descubren símbolo oculto en un cuadro de Da Vinci

A través del dibujo de un perro con correa el artista habría denunciado la corrupción en la Iglesia
Descubren símbolo oculto en un cuadro de Da VinciDescubren símbolo oculto en un cuadro de Da Vinci

“Se ha salvado una obra maestra que corría peligro. Hemos sacado a la luz un riquísimo mundo que vivía en el cuadro y que había quedado escondido en todos estos siglos. Hemos podido espiar dentro de la mente de Leonardo”, explicó el director de Los Uffizi, Eike Schmidt.

“La pintura de Leonardo estaba adelantada al menos 40 años a su tiempo”, agregó Marco Ciatti, supervisor de la restauración.

El proceso ha sido muy delicado, a tal grado que antes de tocar la obra, se realizaron durante un año, estudios preliminares con una máquina de infrarrojos capaz de revelar hasta 15 estratos de pintura.

Una vez analizados los problemas de la pintura, comenzó el trabajo de restauración realizado por un equipo de especialistas que se ocuparon de remover las partículas acumuladas durante siglos.

Ciatti explicó que el trabajo permite resaltar el candor en la mirada de los personajes y recuperar el color del árbol que preside la obra.

También se realizó una parcial reconstrucción con intervenciones de microcirugía de la tabla de madera que sostiene la obra, que tenía lesiones en cuatro puntos, lo que ponía en riesgo a la tela.

La obra de Leonardo ha sido colocada en el segundo piso de la Galería, junto con los otros dos cuadros del artista: La Anunciación y El bautismo de Cristo.

La restauración de la obra fue financiada por la llamada Asociación de Amigos de Florencia, quienes también se han ocupado de recuperar la seguridad de El David, de Miguel Angel. 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS