El Festival FILUX enciende Mérida

Es la primera edición fuera de la Ciudad de México y es parte de la Capital Americana de la Cultura
La compañía canadiense Lucion Media instaló su obra en la Plaza Grande. (CORTESÍA FILUX Y AYUNTAMIENTO MUNICIPAL DE MÉRIDA)
25/03/2017
00:23
Mérida
OMAR PAREDES
-A +A

[email protected]

Sitios representativos y calles históricas de Mérida se encendieron con el Festival Internacional las luces México (FILUX), como parte de las actividades de la Capital Americana de la Cultura, nombramiento que tiene por segunda vez la capital yucateca.

Jardín lunar, Repitae: 10 469- 10 592, Más espacio que forma y Arcoíris global son algunas obras distribuidas en 15 puntos clave de la ciudad blanca.

Al menos 5 mil personas se reunieron en la Plaza Grande de la ciudad durante la inauguración a cargo del alcalde de Mérida, Mauricio Vila Dosal; la secretaría ejecutiva titular de Mérida Organismo de Capital Americana de la Cultura, Erica Beatriz Millet Corona, y el director fundador de FILUX México, David Di Bona, quien agradeció a las autoridades y a los habitantes de la región el apoyo que brindaron para hacer posible la primera edición del festival fuera de la Ciudad de México, el único que será realizado fuera de la capital, pues no están contempladas a futuro más sedes alternas.

Mauricio Vila Dosal expresó la importancia de que el festival haya llegado a Mérida.

“Nos complace recibir el Festival de luces de México en nuestra ciudad como muestra principal de las más de 12 mil actividades planeadas para la Capital Americana de la Cultura”.

Erica Beatriz Millet Corona, titular de Capital Americana de la Cultura, calificó como justa la intervención de FILUX en la ciudad de las cinco pirámides (por su nombre en maya antiguo, ichcanzihó). “El hecho de que seamos nuevamente la sede de la Capital Americana de la Cultura ameritaba que fuéramos favorecidos con esta exhibición de luz, porque creemos que Mérida tiene una oferta cultural maravillosa y grandes recintos y plazas públicas con mucha vida” expresó.

El recorrido de FILUX en Mérida inicia con la instalación Jardín lunar, creada por la compañía canadiense Lucion Media, ubicada al centro de la Plaza Grande: seis esferas de vinil iluminan su interior proyectando formas y atmósferas. La primera esfera, con un tamaño de 6.4 metros de altura, aguarda un jardín que da la sensación de mirar sombras a través de la Luna.

El Centro Cultural Olimpo es el sitio donde la instalación lumínica del japonés Yupica, Repitae: 10 469- 10 592, construida con arroz, mantiene una estrecha relación con el tiempo a través de luces en movimiento y sonido.

El Museo Fernando García Ponce MACAY expone dos obras en sus instalaciones. La primera, Más espacio que forma, del mexicano Elías Cisneros, experimenta con la luz sobre los muros de los jardines del recinto y los dota de textura para que el espectador observe un “nuevo patio”. La segunda, La Capilla de la revelación, de Erick de Gorostegui, ofrece una proyección de luz a partir de un prisma alargado, que irradia luz en todo un salón mediante su base de espejo.

La obra Arcoíris global, de Yvette Mattern, proyecta un rayo de luz a lo largo de 10 kilómetros por Paseo Montejo. También está Oscuridad, de Kenek Gutiérrez, en la fachada del teatro José Peón Contreras; Cactania, de Miguel Bolívar, en el Parque Santa Lucía, entre otros. El artista italiano-estadounidense Orfeo Quagliata, quien principalmente trabaja con vidrio y cerámica, expresó “la luz es como un hermano, un amante. Como artista la tienes que saber manipular, pues es el elemento que da vida a nuestra obras”.

El FILUX permanecerá hasta 26 de marzo en un horario de las 19 horas hasta medianoche.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS