¿Por qué hay un toro afuera de Wall Street?

El artista italiano Arturo Di Modica colocó de manera clandestina su obra en diciembre de 1989
FOTO: AP.
21/03/2017
18:10
Redacción
Ciudad de México
-A +A

La escultura El toro de Wall Street apareció una mañana de diciembre, casi de la nada, en las calles de Nueva York. Fotografiarse con el enorme rumiante es una de las actividades obligadas para quienes viajan a la Gran Manzana.

Con un peso de tres toneladas y media, la obra del italiano Artuto Di Modica fue colocada -sin permiso- frente a la Bolsa de Valores en 1989.

La pieza de bronce acaparó los reflectores desde el pasado 8 de marzo, cuando la escultura de una niña desafiante se le plantó frente a frente. Pero, ¿cómo llegó este animal al corazón financiero de Nueva York? 

Artículo

Escultor del toro de Wall Street arremete contra figura de niña

La escultura de una niña desafiante fue colocada para llamar la atención sobre la brecha de género en los negocios
Escultor del toro de Wall Street arremete contra figura de niñaEscultor del toro de Wall Street arremete contra figura de niña

La escultura fue creada después de la caída bursátil de 1987. "El toro es símbolo de fuerza, de energía. En el lenguaje de la Bolsa, el toro tiene que ver con elevarse. Porque cuando el toro se lanza contra el oponente, lo levanta por los cuernos", dijo Di Moca al sitio Notabilis sobre la elección de ese animal, del que ya tenía un modelo años antes y desarrolló uno más grande para Nueva York.

Al modelo previo, "lo cambié dándole más fuerza, más agresividad y lo agrandé dos veces y media", explicó el artista en una entrevista difundida por Ronin Film Production. 

"Arte de guerrilla"

La figura del toro fue ubicada clandestinamente afuera de la Bolsa de Nueva York por el escultor siciliano, que llegó a Estados Unidos en los años 60. Tras aquel "lunes negro" de 1987, cuando las bolsas de valores de todo el mundo se desplomaron, el artista pensó en osequiar aquel símbolo de coraje a la ciudad, como una muestra de que las cosas mejorarían.

Una noche de 1989 "decidí visitar la Bolsa, sin permiso. Éramos como cuarenta personas y fuimos a dejar la escultura a la puerta de Wall Steet, con la ayuda de un camión y una grúa", narró en el video. Añadió que la operación les llevó cinco minutos, tiempo que tardaba la policía de Nueva York en hacer sus rondines por el lugar.

Aquella obra, como todo "arte de guerrilla", irrumpió espontáneamente en el espacio urbano y acaparó las portadas de todos los medios al día siguiente. Aunque fue removido hasta conseguir un permiso, gracias al clamor de la ciudadanía fue colocado de manera definitiva en el parque  Bowling Green, cerca de Wall Street. 

Di Modica, nacido en 1941, insiste en que el también conocido como Charging Bull, fue un regalo de Navidad para la gente de esa ciudad. "Tengo que dar un poco de fuerza, de espíritu joven para un país mejor", expresó.

Aunque durante mucho tiempo se creyó que la pieza fue financiada por las autoridades de NY, fue el mismo artista quien gastó todos sus ahorros de aquel momento, 300 mil dólares, para financiarlo.

 

sc

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS