Prorrogan negociaciones para definir futuro de la colección Thyssen

La baronesa desea que su s piezas se queden en España "siempre y cuando" tenga un marco "legal, justo y global" que proteja el valor de su colección
Foto: Archivo
31/01/2017
14:19
Madrid
-A +A

El Ministerio español de Cultura anunció hoy que ha llegado a un acuerdo con la baronesa Thyssen para prorrogar la cesión de su colección privada al museo de Madrid durante tres meses, tiempo que servirá para negociar las posibles nuevas condiciones del préstamo cuyo plazo expiró ayer.

Así lo ha anunció hoy el titular de Cultura, Íñigo Méndez de Vigo, en declaraciones a los periodistas en los pasillos del Congreso de los Diputados, donde explicó que habló esta misma tarde con la baronesa para transmitirle la "buena disposición" del Ministerio para intentar "encajar" los intereses de las dos partes y encontrar "una solución beneficiosa para todos".

La colección de la baronesa se compone de 429 obras, de las cuales 250 están expuestas en el Museo Thyssen de Madrid y está valorada en unos 750 millones de euros (802 millones de dólares).

La conversación, que según el ministro fue "muy grata", se produjo después de que Carmen Thyssen pidiera cambios en las condiciones del préstamo.

Concretamente, explicó Méndez de Vigo, quiere que la colección pueda salir de España para que pueda tener "más vida que la que probablemente tiene en estos momentos", además de "algunas otras consideraciones" que no desveló, pero que ha aseguró que no son económicas.

Según el titular de Cultura, una vez firmada la prórroga, disponen de tres meses "para pensarlo, hablarlo y matizarlo" siempre dentro del marco legal firmado en el año 2002, que establece las condiciones de la cesión de los cuadros.

A primera hora de la tarde la baronesa mandó un comunicado a los medios en el que decía que deseaba que su colección se quedara en España de forma permanente "siempre y cuando" tuviera un marco "legal, justo y global" que respetara y protegiera el valor de la colección.

Además de que garantizase su "accesibilidad y movilidad" para poder llevar a cabo "exhibiciones en todo el mundo" y dotarla de "mayor visibilidad".

"En definitiva", lo que deseaba -decía- es que se ofrezca a su Colección "un marco jurídico equiparable al que ofrecen las grandes pinacotecas internacionales".

La baronesa recordaba que el convenio suscrito el 15 de febrero de 2002 y sus sucesivas prórrogas estaban "obsoletos" y que requerían "de una actualización que contemple la cesión de la Colección de una forma global".

El origen de la colección de la baronesa se sitúa a mediados de los años ochenta y su núcleo principal es la pintura holandesa del siglo XVII, el "vedutismo" del siglo XVIII, el paisajismo naturalista del XIX, tanto francés como estadounidense, el impresionismo, el postimpresionismo y las primeras vanguardias del siglo XX, con especial énfasis en el expresionismo alemán.

nrv

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS