Ai Weiwei visitó en Berlín su propia obra

El artista y disidente chino, está en espera de una cita con la Universidad de las Artes, que le ha ofrecido un puesto como profesor invitado
Un día después de llegar a Berlín, acompañado de su hijo y de la madre de éste, el artista visitó la muestra "Evidence", que no había podido ver antes por estar retenido en su país. FOTO: EFE.
06/08/2015
10:06
Berlín
-A +A

El disidente y artista chino Ai Weiwei visitó hoy parte de la obra incluida en la gran retrospectiva que se le dedicó en 2014 en la capital alemana, donde le espera además una oferta como profesor invitado de su Universidad de las Artes.

Un día después de llegar a Berlín, acompañado de su hijo y de la madre de éste, el artista tomó contacto hoy con algunas de las obras incluidas en la muestra "Evidence", que no pudo ver mientras se exhibió en el museo Martin Gropius por encontrarse retenido en su país.

La exposición en ese prestigioso museo se concibió entonces como una denuncia contra los intentos de las autoridades chinas por silenciarlo, desde que en 2011 fuera detenido bajo acusaciones de evasión fiscal, a lo que siguieron 81 días de encarcelamiento y luego la retirada de pasaporte.

El artista, de 57 años, llegó a Alemania a finales de julio, tras ser finalmente autorizado a dejar China, y su primer destino fue Múnich, ciudad donde en 2009 fue intervenido de las lesiones cerebrales que le causó una paliza recibida de la policía de su país.

En la capital bávara se reunió por primera vez en meses con su hijo, de cuatro años, y de ahí se trasladaron los tres a Berlín, donde desde hace un año vive el niño con su madre.

El artista no ha precisado hasta ahora cuáles son sus planes, más allá de haber expresado, en una entrevista con el diario Süddeutsche Zeitung, su deseo de llevar una "vida normal" tras las situaciones "extremas" que sufrió en los años pasados.

Teóricamente, Ai podría instalarse de nuevo en China, cuyas autoridades no le han impuesto condición alguna, según sus propias declaraciones, a cambio de recuperar su pasaporte.

También podría quedarse en Berlín con los suyos, ya que la citada universidad ratificó unos días atrás su disposición a ofrecerle un puesto como profesor invitado.

El propio artista ha declarado en Berlín que espera encontrarse con los responsables de la universidad para abordar esa cuestión.

Ai tiene pendiente, asimismo, una visita a Londres, donde en septiembre inaugurará una exposición con su obra más reciente en la Royal Academy.

Tras su salida de China, las autoridades británicas pusieron ciertas restricciones a su entrada en el país, pero luego anunciaron la concesión de un visado por seis meses. 

 

sc

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS