Huelga en National Gallery afecta a visitantes

El museo londinense cierra varias salas por el paro de trabajadores que se oponen a la privatización de algunos servicios
Cerca de 200 empleados de la galería comenzaron la huelga el martes; y piensan seguir hasta que atiendan sus demandas (ABIDA VENTURA. EL UNIVERSAL)
15/08/2015
02:45
Abida Ventura / Enviada
-A +A

[email protected]

Londres. —Carlotta y su novio, Mark, vinieron desde Italia. Entre sus planes para estos días estaba la visita obligada a la National Gallery, una de las pinacotecas de arte más famosas en el mundo y que cada año recibe alrededor de 6 millones de visitantes.

Este jueves, la pareja italiana llegó antes de las 10 de la mañana a Trafalgar Square para ser unos de los primeros en entrar al museo. Pero su sorpresa fue que algunas de las salas que querían visitar, en especial las que exhiben obras del pintor renacentista Tiziano, estaban cerradas debido a la huelga indefinida que los empleados de la galería comenzaron el martes.

Los cerca de 200 empleados de la galería que se oponen a la privatización de los servicios suman hasta hoy cuatro días consecutivos en huelga, lo cual ha hecho que algunas de las salas del museo y servicios como el guardarropa permanezcan cerrados. Los eventos educativos para estos días también han sido cancelados o reprogramados.

Aunque algunas de las salas permanecen abiertas, los visitantes que durante esta semana han acudido no han podido ver algunas de sus joyas, por ejemplo, las salas que exhiben obras de Diego Velázquez, Francisco de Goya, los célebres paisajes venecianos de Canalleto, piezas de los retratistas británicos del siglo XVIII o los paisajes de John Constable. Tampoco han tenido acceso a los salones dedicados a los maestros flamencos del siglo XVII, Anthony van Dyck y Peter Paul Rubens; a las obras de Rembrandt, a las del pintor Inglés JMW Turner y del paisajista francés Claude, entre muchos otros.

“Hoy solo se abrieron unas cuantas salas; la de los Impresionistas sí está abierta. Le estamos pidiendo a la gente que esté al pendiente de la información que se actualiza todos los días en la web para que sepan cuáles salas estarán abiertas el día que planean venir”, comentaba el jueves por la mañana una guardia d el salón central.

Ese mismo día, en las salas en funcionamiento, algunas sillas de los guardias yacían vacías. En varios accesos, un cartel con las disculpas por las inconveniencias anunciaba que el acceso estaba cerrado, mientras que en el vestíbulo, en el escritorio donde los visitantes obtienen los audio-guías un sólo empleado lidiaba con una aglomeración de turistas que solicitaba uno.

Afuera, en la céntrica plaza de Trafalgar Square, un grupo de trabajadores del museo llegó desde las 9 de la mañana para manifestar su rechazo a la privatización del museo.

Esa ha sido la rutina que han seguido desde el martes, día en que se declararon en huelga para manifestar su rechazo por las decisiones de la dirección de la pinacoteca sobre la subcontratación de servicios, entre ellos la vigilancia de salas y la atención al público. Hasta ayer, en su página de Facebook, el grupo de manifestantes señalaba que con los de esta semana sumaban ya 59 días de paro desde febrero.

Con carteles y pancartas, los trabajadores representados por el sindicato de Servicios públicos y comerciales (PCS, en sus siglas en inglés) han expresado durante estos días su desacuerdo por la contratación que el museo ha hecho con la empresa Securitas para gestionar algunos servicios, y es así como pretenden darle la bienvenida al nuevo director designado, Gabriele Finaldi, quien se incorpora este lunes 17 de agosto.

Según la actual dirección de la National Gallery, la contratación de dicha empresa privada forma parte de un programa actual de modernización del museo, el cual tiene como fin mejorar los servicios y ampliar aún más su programa de educación y eventos públicos. “Tenemos que introducir nuevas prácticas de trabajo en la orientación a los visitantes y en cuanto al personal de seguridad para que la Galería Nacional pueda operar con mayor flexibilidad. No habrá recortes de personal, y los términos y condiciones serán protegidos”, informó el museo esta semana en un comunicado.

Sin embargo, mientras los directivos no logren un acuerdo con los empleados, los líderes del sindicado han anunciado que la huelga continuará. Ante esto, el museo recomienda a quienes planean una visita a sus instalaciones este fin de semana, revisar todos los días la información sobre la situación en su página web.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS