Hermitage de Amsterdam recuerda la batalla de Waterloo

En una maqueta, recrea el sitio donde Napoleón fue derrotado hace dos siglos
Realizada por el holandés Piet Prinsen durante casi 30 años, la maqueta más grande de Holanda muestra el momento en que se inicia la batalla. FOTO: Facebook/Hermitage Amsterdam
04/06/2015
13:00
Amsterdam
-A +A

El museo Hermitage de Amsterdam presentó hoy una macromaqueta de 33 metros cuadrados sobre la batalla de Waterloo, en que Napoleón fue derrotado hace dos siglos por una coalición entre Inglaterra, Holanda y otros países, y en la que están representados más de 9 mil soldados y mil 500 caballos.

Realizada por el holandés Piet Prinsen durante casi 30 años, la maqueta más grande de Holanda "muestra el momento en que se inicia la batalla", que duró alrededor de medio día del 18 de junio de 1815 en la localidad belga de Waterloo.

Significó "la última derrota sufrida por Napoleón", además de marcar el final de su imperio, explicó la directora del Hermitage Amsterdam, Cathelijne Broers, en conferencia de prensa.

Es una maqueta construida a escala 1:72 que mide 700 x 476 centímetros y que muestra de manera fidedigna tanto "la posición de los soldados, el paisaje de 1815 que incluye los edificios y estructuras existentes en ese momento" así como los diferentes "uniformes, armas, cañones e incluso vehículos de abastecimiento", añadió Broers.

"El trabajo de investigación ha sido la parte más difícil", explicó hoy su creador, Piet Prinsen, de 76 años, quien señaló que existen numerosas interpretaciones y versiones de la batalla de Waterloo y él ha querido "construir una maqueta real en la que la posición de las tropas es histórica y también los uniformes".

Las razones que llevaron a Prinsen a reconstruir una de las batallas "con más soldados y trajes más variados" de la historia fue su interés por la heráldica y los uniformes.

Una batalla en la que, según destacó el general Marc Van Uhm en rueda de prensa, "el ejército holandés desempeñó un papel destacado" dado que "fueron los que empujaron a la huida definitiva de Napoleón hacia París".

Se trata de un suceso de la batalla "poco conocido" y de la que "los holandeses debemos estar orgullosos" porque "nuestro ejército luchaba para conseguir la paz", consideró el militar neerlandés.

Explicó que se trata de una batalla que marca "un puente con el presente después de 200 años" ya que el ejército holandés actual "sigue luchando para conseguir la libertad y la paz".

Junto a la maqueta, que se puede ver hasta el próximo 21 de junio, el Hermitage presenta un programa especial en conmemoración del bicentenario de una de las batallas más famosas de la histórica bélica mundial.

"Un programa que se cerrará el 25 de junio, aunque la maqueta se desmontará el 21 y volverá a casa de Prinsen", dijo el jefe de prensa del Hermitage, Martijn Van Schieveen.

"Nos gustaría que algún museo o institución le solicitara a Prinsen esta maqueta" para que el público de otros lugares pudiera admirar "un trabajo tan maravilloso como este", dijo Schieveen.

Esta exposición complementa a la titulada "Alejandro, Napoleón y Josefina", abierta también en el Hermitage hasta el próximo 8 de noviembre, al tiempo que la misma institución ofrece una serie de conferencias y películas que en junio conmemoran el bicentenario de la batalla de Waterloo.

 

sc 

INFORMACIÓN RELACIONADA

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS