1

Musas, un puente entre centro y noroeste de México

Museo de Arte de Sonora, en el gusto del público
El edificio se integra al paisaje desértico de Hermosillo. Posee seis grandes salas de exhibición, áreas de oficinas y talleres, y un auditorio. Foto: José Miró Cortesía Musas
21/06/2015
23:41
Sonia Sierra
Hermosillo, Sonora
-A +A

[email protected]

En seis años el Museo de Arte de Sonora, Musas, ha ofrecido 61 exposiciones; algunas son muestras internacionales que hacen circuito por grandes centros de arte del país, otras son generadas con artistas de la región. Con todas se persigue consolidar al museo como un puente entre el noroeste y centro de México.

El Musas es un edificio que se integra al paisaje desértico de Hermosillo, con sus altos muros color arena y vidrios que filtran el entorno y bañan de luz pasillos, patios y escaleras. Posee seis grandes salas de exhibición, área de oficinas, auditorio y salón de talleres.

Desde su interior se aprecian los cerros de la Campana y el de la antigua Cementera. El recinto,  diseñado por el despacho Puebla Arquitectos, poco a poco se ha hecho un referente en el antiguo barrio Villa de Seris, en el centro, donde están los edificios de gobierno y las tradicionales fábricas artesanales de las típicas coyotas.

Con un presupuesto de 14 millones de pesos que llega del gobierno estatal, el Musas ha recibido alrededor de 250 mil personas en seis años; asisten a exposiciones, talleres, conciertos, congresos, festivales y espectáculos.

En dos de sus salas expone hoy Grandes maestros. Obras de la Colección Carrillo Gil (la mayoría de las cuales son Patrimonio Artístico de la Nación). Se espera que marque historia como lo hizo la colección del Museo Tamayo (con obras de Bacon, Picasso, Rothko y Magritte, entre otros).

El Musas también ha sido parte de un circuito de exposiciones internacionales como Blockbuster: Cine para Exhibiciones, que se vio en el Marco de Monterrey y el MUAC en la ciudad de México;  ha recibido las obras de la Bienal Internacional de Cartel de México, muestras de Gabriel de la Mora y Betsabeé Romero, y las monumentales pinturas de Akaso .

Ha presentado la Bienal del Noroeste y la Bienal del Paisaje, que en unos días vendrá al Museo Carrillo Gil. Hoy, junto a las recién llegadas obras de la colección del Carrillo Gil, expone a artistas jóvenes, como Fernanda Fierro (Guaymas 1986) de quien se presentan sus intervenciones de elementos urbanos y que hace obra con base en la cultura pop, animación, low art y comics.

Hace cuatro años, el Musas es dirigido por el promotor cultural Rubén Matiella quien destaca que es un museo estatal con un proyecto ambicioso.
“Es una infraestructura muy importante en la República. En un estado como Sonora, el Musas  vino a cambiar el panorama en muchos aspectos porque hay carencia de espacios de conocimiento, espacios culturales, espacios de convivencia. Históricamente se ha considerado al noroeste como un sitio donde la cultura no llega. Tener esta infraestructura crea un puente que nos comunica. Aquí se albergan obras que sólo pueden estar en ciudad de México, Monterrey y quizás otros lugares de la República, pero muy pocos.”

Hay diversas metas que se han trazado con el proyecto: generar identidad, crear un diálogo entre los sonorenses y dar cabida a las expresiones de talentos jóvenes locales y regionales.

“El museo tiene la infraestructura y tiene credibilidad. Que llegue aquí una exposición de artistas que son Patrimonio de la Nación, habla de su importancia porque se requieren las condiciones de seguridad, clima, humedad y museografía”. Matiella precisa que el pago de los seguros por las obras del Carrillo Gil  fue de 50 mil dólares.

Otro programa fuerte del Museo es el de talleres; junto a los habituales para niños y paralelos a las exposiciones, existe un programa para adultos, algunos con Alzheimer, y otros para población, de diversas edades, con Síndrome de Down. Son talleres de arte terapia con una alta participación.

Alternativas de arte.

Hay pocas opciones culturales en Hermosillo y en el estado, reconoce Matiella. Lamenta que aún no reabra el Museo de Sonora, un edificio del siglo XIX, que fue cárcel, que es museo de historia y arqueología, y que depende del INAH. Otros museos son el de la Universidad de Sonora y el de Culturas Populares.

El Musas se prepara para exhibir a partir de julio una muestra acerca de la actriz sonorense María Félix que se realizará con el apoyo de la Fundación María y Héctor García. Es la exposición María Félix. La diva a través de la mirada de Héctor García, que acaba de estar en Londres. La intención es complementarla con objetos y con un ciclo de cine, e involucrar a la familia de la actriz en la exhibición-homenaje. “Aunque es originaria de este estado, en pocos estados se sabe tan poco de ella como en Sonora”, comenta.

Con apoyo de la iniciativa privada, en el Musas se ha logrado rescatar en parte el espacio contiguo al museo para generar un área para arte urbano. Pero, no existen muchos proyectos que involucren a otros sectores sociales.  

Ante el cambio de administración dado que fue electa gobernadora la candidata por el PRI Claudia Pavlovich, la programación del Musas continúa y se contemplan exposiciones para el segundo semestre e inicios de 2016 de  artistas del estado como la fotógrafa Edith Reyes; de Lili Marín con la muestra Entrevista con Dios, del colectivo Bardo de la ciudad de México y de fotografía de artistas sonorenses con apoyo de la Universidad de Arizona.

El futuro no es claro, sin embargo Matiella dice: “Espero que venga una continuidad del proyecto, que haya atención de las autoridades, ganas de impulsar el arte y la cultura como parte de una educación integral.

Ante la pregunta acerca de la situación en que queda el Musas, Matiella responde: “El espacio ha funcionado muy bien, pero sería deseable que hubiera un presupuesto más adecuado para que, por ejemplo, haya más exposiciones nuestras que vayan a otros lugares de la República.  Y sería deseable tener una colección propia; con base en las exposiciones que hemos tenido se ha ido creando un esbozo de colección,  pero no podemos alardear de ello, son alrededor de 25 obras”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS