Hallan obra de Banksy en La Habana

El dibujo encontrado es el del "Gangster Rat", uno de los personajes clásicos del grafitero de Bristol
Hallan obra de Banksy en La Habana
El cuadro integrará la muestra "Nano" en la galería estatal Teodoro Ramos de La Habana, donde saldrá a la venta por 40 mil dólares. FOTO: Alejandro Ernesto/EFE.
20/06/2015
13:29
EFE
La Habana
-A +A

Un grafiti atribuido al artista callejero Banksy ha sido descubierto en La Habana, obra que supuestamente responde a una visita del británico en 2004 y que ha encontrado el cubano Néstor Siré, quien la ha extraído de la pared en la que estaba para enmarcarla y exhibirla al público.

El dibujo encontrado por Siré es el del "Gangster Rat" -uno de los personajes clásicos del grafitero de Bristol- que a partir del próximo lunes integrará la muestra "Nano" en la galería estatal Teodoro Ramos de La Habana, donde saldrá a la venta por 40 mil dólares, bajo la única condición de que la pieza no salga de la isla.

El objetivo del artista cubano Nestor Siré, según contó en una entrevista, es lograr "un efecto llamada" para que los coleccionistas internacionales miren hacia el arte cubano con un cebo tan atractivo como "El único Banksy vivo en La Habana", nombre con el que el artista ha bautizado la pieza.

Con la filosofía picassiana de "Los malos artistas imitan, los grandes artistas roban", Siré hizo suya la pieza del famoso y enigmático grafitero, cuya identidad se desconoce, después de restaurar la pintura y extraerla de la pared bajo la técnica del "stacco", que implica retirar la capa de pintura de la pared.

Un vídeo en la página de Siré en la red social Vimeo da cuenta del delicado y meticuloso procedimiento para rescatar la pintura, sacar el dibujo del muro de La Habana Vieja y enmarcar la pieza, lista para exhibirse y ponerse a la venta.

Para este trabajo, Siré contó con la ayuda de un equipo de restauradores de la Oficina del Historiador de La Habana, organismo oficial encargado de la rehabilitación del casco antiguo de la capital cubana.

Siré (Camagüey, 1988) explica que el precio de la obra no lo ha puesto él, sino que se ha establecido en función del valor concedido por las páginas de internet que se ocupan de tasar obras de arte; aunque admite que el objetivo no es vender, sino ayudar a que el arte cubano entre en el mercado internacional.

"Al poner como requisito al comprador que la obra no salga de la isla, sé que no va a ser fácil venderla a un coleccionista internacional, porque ése no es el objetivo", precisó.

Profundo admirador de la obra de Banksy desde que descubrió su figura a través del documental Exit Through the Gift Shop (2010) realizado por el artista callejero, una ácida crítica al mundo del arte contemporáneo y su mercantilización.

"Enseguida comulgué con su idea del arte, que comparto plenamente con él. Por eso creo que si conociera el propósito de mi obra a partir de su dibujo, estoy seguro que no le importara que me haya apropiado de ella", señaló Siré.

A partir de ese momento, emprendió una investigación sobre la vida y obra de Banksy, que le llevó a descubrir que éste habría visitado La Habana en 2004, de camino en un viaje a Jamaica con el Dj Jon Carter.

Fue en una página web de Carter en la que Siré encontró fotografías que daban testimonio del paso de Banksy en 2004 por La Habana, donde rubricó un muro del Malecón con otra pieza de la serie "Gangster Rat"; la frase "This is not a photo opportunity" , que también plasmó en otros lugares del mundo; o una versión de la imagen del Che Guevara del fotógrafo Alberto Korda.

A partir de esas fotografías, Siré se lanzó a la búsqueda de las huellas de Banksy en La Habana y lo primero que encontró fueron los restos de la rata que dibujó en el Malecón, aunque estaba muy deteriorada por el mar y el salitre.

Finalmente en 2011 halló, recubierta por una capa de pintura que la protegió durante años de las inclemencias del tiempo, la "Gangster Rat" de la que se ha apropiado, en una pared de La Habana Vieja.

Envuelto en un aura de misterio y cuya identidad es desconocida, Banksy ha recorrido el planeta, incluidos lugares en conflicto como Gaza, para lanzar con dibujos contundentes mensajes que se han convertido en iconos anticapitalistas y de sátira política.

Adorado y cuestionado por igual, su obra también ha propiciado un debate sobre el auténtico sentido del arte y una crítica a su mercantilización; lo que paradójicamente ha aumentado la cotización de sus obras, convertidas ya en piezas de coleccionista.

 

sc 

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios