Una mexicana hizo taconear a Reagan

El Corral de la Morería tuvo por años a Lucero Tena como su gran estrella
El famoso tablao flamenco El Corral de la Morería (FOTOS: JUAN CARLOS ROJAS. EL UNIVERSAL)
01/08/2017
00:21
Jerónimo Andreu / Corresponsal
Madrid.
-A +A

[email protected]

El Corral de la Morería, uno de los tablaos flamencos más reputados de Madrid, tuvo durante años una estrella mexicana. Lucero Tena nació en 1938 en la Ciudad de México y allí estudió danza clásica y folclore español antes de instalarse en España en 1958.

“Desde ese momento y durante más de 20 años fue una de las bailaoras principales del Corral”, explica Blanca del Rey, directora artística del tablao y ella misma bailaora de referencia.

En Las Vistillas de Madrid, el Corral es un templo flamenco, un restaurante de alto standing y un museo viviente de la vida nocturna española por el que han transitado populares rostros del siglo XX. Del Rey recuerda lo que representaba aquel espacio de libertad en la mustia España del franquismo: “Yo llegué muy joven desde Córdoba. Entré ilusionadísima de bailar aquí, y la primera noche casi no pude actuar: cuando subía las escaleras vi a Rock Hudson, yo llevaba una flor puesta, me la quitó y la dejó sobre el bar. Y eso fue sólo la primera noche”.

Algunas celebridades que han visitado el local desde su fundación en 1956 son: Nuréyev, Ava Gardner, Ingrid Bergman, el grupo Kiss, el Ché Guevara, Hussein de Jordania, el Sha de Persia, Paul Newman, Justin Bieber, Pelé...

Muchos fueron retratados por el fundador del tablao, Manuel del Rey, las fotos cuelgan en la entrada. Sin embargo, pocas crearon tanto revuelo como la de Lucero Tena bailando flamenco con Ronald Reagan en 1972. “Él se animó por la magia del momento, dio unas pataditas, y aquello tuvo impacto internacional”, ríe Blanca del Rey.

Tena no es la única mexicana con un sitio en la historia del Corral. Mario Moreno Cantinflas era uno de sus clientes habituales. “Fue un gran aficionado al flamenco. De niño coincidí muchos días con él”, cuenta Armando del Rey, hjio de los fundadores Manuel y Blanca, y uno de los gestores actuales.

Blanca añade: “Cantinflas se hizo muy amigo de mi marido, siempre que venía a España, nos visitaba. Le encantaba la tortilla de patatas. No la teníamos en la carta... pero se la cocinábamos exclusivamante a él”.

Otro grupo habitual era el de artistas españoles que tras la guerra civil se exiliaron a América. Entre ellos, Sabicas, guitarrista residente en México y Nueva York y responsable de la internacionalización del flamenco. “Carmen Amaya también venía a vernos, y a veces se animaba a bailar. Una vez subió y rompió un traje de Christian Dior”.

Como programadora artística a Del Río le gusta la innovación, pero no las fusiones del flamenco y otros estilos. “Lo que se diluye deja de ser. Es como si le echas agua al vino”. A pesar de ello avala la modernización del tablao en la escenografía y en la gastronomía, fichando al chef David García.

Armando del Rey habla de los visitantes. “60% son extranjeros de alto nivel que vienen recomendados para escuchar buen flamenco”. Esta reputación del tablao se basa en que ha acogido actuaciones de Paco de Lucía, Antonio Gades, Antonio el Bailarín o la Paquera de Jerez. Su programación continúa basándose en figuras y premios nacionales de las artes que cambian de espectáculo cada ocho días.

Cuando EL UNIVERSAL visitó el Corral, la estrella fue el bailaor Jesús Carmona, ex primer bailarín del Ballet Nacional de España. En primera línea se sienta un grupo de mexicanos. En un descanso, uno recuerda: “¿Sabías que fui novio de Lucero Tena? Bueno, novio... un coqueteo cuando ella vivía en México. Pero es un secreto”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS