Elisa Carrillo: Tabú, que mujeres profesionistas no sean buenas madres

La primera bailarina ofrecerá galas en México durante el verano y será invitada especial de la Feria de Texcoco 2017
FOTO: Yadín Xolalpa/EL UNIVERSAL
08/03/2017
17:46
Notimex
Ciudad de México
-A +A

Desde niña Elisa Carrillo soñaba con ser bailarina. A los 16 años se fue a vivir a Europa para continuar sus estudios, ahora además de ser Primera Bailarina de la Ópera de Berlín es esposa, madre, embajadora de la cultura de México, presidenta de la fundación que lleva su nombre y en los próximos días regresará a su natal Texcoco para recibir un merecido homenaje.

"El camino por el que he transitado ha estado lleno de bellos momentos, han sido años de esfuerzo, sacrificios, disciplina, pero ahora puedo decir que todo ha valido la pena, me siento muy agradecida con la vida que me llena mucho como mujer y como artista", expresó la bailarina en entrevista vía telefónica desde Berlín.

Uno de los más grandes sacrificios que ha hecho Elisa Carrillo es estar lejos de su familia, "dejar mi país y a mis seres queridos ha sido difícil, aunque siempre están presentes en mi corazón, pero son cosas por las que tienes que pasar para alcanzar tus sueños".

Artículo

“La mujer se ha vuelto autosuficiente y eso molesta”: Teresa Serrano

La artista, cuya cobra ha plasmado los rostros de la violencia contra las mujeres, critica a la industria que busca un ideal de belleza
“La mujer se ha vuelto autosuficiente y eso molesta”: Teresa Serrano“La mujer se ha vuelto autosuficiente y eso molesta”: Teresa Serrano

Destacó que tanto en su vida profesional como personal ha sido elemental el apoyo de su familia. "Tengo unos padres maravillosos que siempre están ahí para apoyarme, y ahora que soy mamá lo valoro aún más porque mi hija es mi razón de vivir y seguir creciendo".

Destacó que la idea de que las mujeres profesionistas no pueden ser buenas madres es solo un tabú. "Todo es posible en esta vida, los hijos te enriquecen como ser humano y como mujer, uno le encuentra más sentido a la vida. Ser mamá ha cambiado mi vida no en el sentido de dejar de lado mi profesión, al contrario, pero sí ha cambiado la dinámica, tuve que aprender a dividir mi tiempo".

Ahora Elisa ya no pasa 10 horas ensayando en el salón como antes, tiene que concentrarse aún más en el trabajo y aprovechar al máximo el tiempo, porque cuando llega a su casa se olvida de todo y se dedica al cien por ciento a su familia. "Como artista, puedo decir que ser mamá me ha vuelto más sensible y me ha enriquecido como mujer".

Cuando Elisa Carrillo tomó la decisión de salir de México para continuar su preparación sintió miedo llegar a otro país sin conocer su idioma y sus costumbres, donde el estereotipo de la mujer es distinto al que ella conocía, sin embargo, eso no la detuvo porque aprendió que "sin importar a dónde vayas todos somos seres humanos, con sentimientos y sueños".

Su paso por Europa

"Yo veía que en Europa las bailarinas de ballet tienen otro color de piel, otra fisonomía, distinta al de las mexicanas, son otro tipo de mujeres, pero me di cuenta que ser diferente resultaba atractivo para los coreógrafos de acá, ahora en las compañías de danza de todo el mundo hay mayor diversidad, hay una visión más exótica", consideró.

Si algo ha caracterizado la trayectoria de Elisa es el amor que siempre ha demostrado por su país, ejemplo de ello es que a través de la Fundación ECC, creada por ella y su esposo, el también primer bailarín Mikhail Kaniskin, en 2013, se brinda apoyo a niños y niñas con talento para la danza en México.

Entre los logros de la fundación destacan la obtención de acuerdos con instituciones europeas para dar apoyo a maestros mexicanos que deseen estar a la vanguardia en la disciplina de la Danza clásica y poner en práctica los conocimientos adquiridos en México.

Además de la creación de la Beca Elisa Carrillo Cabera que se ha otorgado a alumnos sobresalientes para que continúen sus estudios en escuelas de Berlín o Polonia.

Al hablar de sus próximos proyectos, la Primera Bailarina de la Ópera de Berlín adelantó que se alista para presentarse nuevamente en México. "Será en el verano, quizá en julio, cuando regrese con mis galas a un recinto del país, aún no puedo adelantar mucho porque se está concretando todo".

Antes de eso, Elisa Carrillo asistirá como invitada especial a la Feria Internacional del Caballo Texcoco 2017 (FICT), que se llevará a cabo del 26 de marzo al 23 de abril y que este año estará dedicada a la bailarina internacional de origen texcocano.

"Amo México, son mis raíces y eso nunca se me va a olvidar, así que regresar a mi país siempre me pone feliz; la Feria del Caballo es muy importante para mi estado y para mí será un honor formar parte de ello, estaré en la inauguración del encuentro", apuntó.

Además, como parte del homenaje que la Feria de Texcoco le hará, se montará una exhibición con fotografías y artículos personales de la bailarina. "Me llena de orgullo y emoción que reconozcan el trabajo que he realizado, sobre todo porque confió que eso sirva de ejemplo para los jóvenes que se sientan atraídos por la cultura y el arte, porque creo que eso es lo único que nos puede ayudar en los momentos más difíciles".

 

sc

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS