El "Lago de los Cisnes" deja atrás versión infantil

La Compañía Nacional de Danza presentará por primera vez el ballet en Bellas Artes con el drama original
Los bailarines Sebastián Vinet y Mayuko Nihei durante los ensayos del ballet, que tendrá funciones este fin de semana, el martes 7, jueves 9 y sábado 11 (FOTOS: LUCÍA GODÍNEZ. EL UNIVERSAL)
03/03/2017
00:20
Alida Piñón
-A +A

[email protected]

La Compañía Nacional de Danza (CND) presentará por primera vez El Lago de los Cisnes, de Chaikovski, en el Palacio de Bellas Artes, en versión coreográfica de Mario Galizzi —sobre la original de Marius Petipa y Lev Ivanovi—, tras 40 años de ofrecer un ballet recortado e infantil en la isleta menor del Bosque de Chapultepec.

El reto, reconocen los responsables del montaje, ha sido difícil por cuestiones de tiempo. En poco menos de dos meses han tenido que crear una nueva producción, sumar el vestuario para un tercer acto que jamás se había hecho con la CND y conseguir que sea armonioso con el ya existente; montar ensayos para todos los bailarines, quienes en el caso del cuerpo de baile no sólo harán filas, sino también ofrecerán diversas danzas; preparar distintos elencos para las seis funciones que ofrecerán; crear un nuevo concepto de escenografía a cargo de Rem Studio Mx, y de la iluminación, firmado por Xóchitl González.

Mientras que en la parte artística, el director artístico de la CND, Mario Galizzi, se concentró en profundizar en este Lago, que no tendrá ese final feliz que se vio por décadas en Chapultepec, con la Princesa Odette del brazo del Príncipe Sigfrido, sino que será un desenlace apegado al original, dramático, en el que el amor tendrá un triunfo pero más allá de la muerte.

Además, esta será la primera vez que la CND presentará los cuatro actos, por lo que de una versión de aproximadamente 40 minutos, se podrá apreciar ahora en alrededor de tres horas.

El estreno será mañana y sólo se ofrecerán seis funciones: el sábado 4 de marzo a las 13 y 19 horas; el domingo 5 a las 18 horas, el martes 7 y el jueves 9 a las 20 horas y el sábado 11 a las 19 hrs.

Las localidades están agotadas desde el segundo día que fueron puestas a la venta. Sin embargo, este sábado, a las 13 horas, el público podrá disfrutar de este espectáculo en vivo y de manera gratuita a través de la pantalla gigante del INBA ubicada en el corredor Ángela Peralta, a un costado del palacio de mármol, así como vía streaming en la liga: livestream.com/inba y en www.eluniversal.com.mx.

En escena. Enrique Tovar, Dieck, director Ejecutivo de la CND, explica que si bien se trabajó con poco tiempo, la compañía está preparada para este tipos de retos. “No tenemos ninguna duda de que al público le va a gustar esta versión. En 40 años tuvimos una temporada muy exitosa en el Bosque de Chapultepec, cada temporada teníamos alrededor de 50 mil asistentes, generaciones completas fueron testigo de esa producción, El Lago de los Cisnes y Cascanueces son ballets muy importantes porque la gente los conoce muy bien, creo que el público seguirá extrañando nuestra presencia en la isleta, fueron muchos años; que los boletos se hayan vendido en dos días nos dice que la gente tiene altísimas expectativas, que tiene muchas ganas de vernos y nosotros tenemos la obligación de que les guste esta versión”, comenta en entrevista.

Nicolás Peláez, de Rem Studio Mx, explica que trabajaron en una escenografía con tres escenas: la terraza del castillo, el bosque y la corte.

“El pedido fue hacer un diseño clásico. El castillo se basó en la parte alta de Europa, el bosque no es tan verde ni tan bonito”, indica.

Por su parte, Robertha Coronado, también de Rem Studio, añade que se buscó que el público sienta que la obra se desarrolla en un castillo gótico y oscuro, en una zona montañosa, con riscos. “Los techos son muy elevados, queríamos destacar la importancia de la arquitectura, que todo fuera monumental. Además hay ventanas para que el lago pueda verse todo el tiempo. Mientras que el bosque es también a gran escala” y debía mantenerse oscuro. No se buscó tener un bosque feliz, sino tenerlo en verdes y ocres.

El vestuario está a cargo de Miguel Garaventa, quien sostiene que sólo existía el vestuario de la corte y los tutús, pero tuvo que crear las danzas de carácter que este año serán una novedad. “Tuvimos que hacer modificaciones, arreglarlo todo, porque es un espacio distinto, de cerca podrán verse detalles que antes no podían apreciarse”.

El precio del montaje. Los costos que generaba la producción en la isleta menor del Bosque de Chapultepec eran de más de 12 millones de pesos. Y es que prácticamente todo tenía un costo, desde la narración del cuento hasta el alquiler de gradas.

Por ejemplo, la instalación y desinstalación de andamios, graderías y sillería costó el año pasado un millón 522 mil; personal para acomodo de público (166 mil), equipo de audio e iluminación (3 millones 374 mil), servicios de equitación (593 mil), escenografía y utilería (771 mil), entre otros conceptos.

Hasta ahora no se ha precisado el presupuesta de esta versión, pero Dieck asegura que está muy debajo de la inversión anterior. Sin embargo, la cantidad de público que podrá ver este montaje en sus dos temporadas, primavera y otoño, será de 15 mil personas, mientras que en Chapultepec se atendía a 50 mil.

Con esta producción se tiene previsto que puedan presentarse en un espacio público en el segundo semestre del año, y que pueda llevarse a otros foros del país. “Deseamos salir con los cuatro actos, queremos que vean por qué el Lago es tan importante. Esperamos que nuestra gira ocurra en octubre, pero estamos en ese proceso, deseamos lograrlo”, añade.

Mantente al día con el boletín de El Universal