El coreógrafo Duane Cochran lleva su festejo a Bellas Artes

Celebra 50 años de trayectoria, 40 de residencia en México y 25 de Aksenti
La función será el 10 de agosto con el programa “Notas Urbanas” (CORTESÍA: AKSENTI DANZA CONTEMPORÁNEA)
05/08/2015
02:30
Alida Piñón
-A +A

[email protected]

El coreógrafo, músico y bailarín Duane Cochran celebrará 50 años de trayectoria como pianista en concierto, 40 años de residencia en México y 25 años de Aksenti Danza Contemporánea, el 10 de agosto a las 20 horas en el Palacio de Bellas Artes.

El coreógrafo presentará el programa Notas urbanas, compuesto por seis obras creadas entre 2008 y 2014, después de haber tenido una temporada en el Teatro Raúl Flores Canelo del Centro Nacional de las Artes.

Además, las coreografías cuentan con composiciones de cuatro destacados músicos mexicanos: Down Under , con música de Mario Lavista; La estación, Un recuerdo y La reunión , con obras de Héctor Infanzón; El individuo, con música de Raúl Tudón, y El simulacro , con la sonorización de Rodrigo Sigal.

En conferencia de prensa, el coreógrafo indicó que espera que el público se identifique con las sensaciones que motivaron su creación.

Cochran manifestó que ha sido testigo de la evolución del país en los últimos 40 años. Además indicó que la revolución tecnológica desencadenó una nueva manera de interactuar entre los ciudadanos. Inquietudes reflejadas en Notas urbanas.

Añadió que se trata de un programa en el que se pueden apreciar sus intereses estéticos y temáticos, como lo son las relaciones humanas.

“Los aparatos modernos han separado a la gente; he visto cómo en un domingo que se supone familiar, en una mesa hay 10 personas de la misma familia, cada cual teléfono en mano”, indicó.

El coreógrafo, originario de Detroit Michigan, es miembro del Sistema Nacional de Creadores de Arte, El Colegio coreográfico de México, La Sociedad Mexicana de coreógrafos, y director y coreógrafo del grupo Aksenti Danza Contemporánea. Comentó que en México tuvo las condiciones para desarrollar todas sus etapas creativas como bailarín, coreógrafo y pianista en una de las más importantes orquestas, la Filarmónica de la Ciudad de México.

“Mi trabajo ha podido ser apreciado en sus diversas facetas, no creo que una sea más valorada que otra. Si yo no hubiera venido a este país, no habría podido lograr todo lo que ahora celebro”, dijo.

Sobre Notas urbanas indicó que simboliza un retorno a sus raíces creativas, pues en los últimos años se dedicó a explorar la incursión de elementos coreográficos en sus obras. “Ahora es como volver al origen, pero convertido en un hombre con más experiencia; creo que mis obras estaban muy encaminadas a resaltar elementos más allá de la danza, como el teatro o la tecnología. Siento que eso ha cambiado, me interesan otras cosas”, expresó.

Indicó que la atmósfera general de estas obras están marcada por los recuerdos y anhelos de tiempos pasados y la esperanza a futuro, ante el apremiante desenvolvimiento del presente.

“Hay una urgencia por mantener ciertos valores humanos que consideramos trascendentales. La problemática es implícita y cada acto lleva a un estado emocional. Todas las escenas pueden suceder a un tiempo y e inspiran en la Ciudad de México a través de mi visión personal. Las partituras forman parte de este espectáculo”, dijo.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS