Policía agrede y persigue a personal de Bellas Artes

El INBA interpuso la denuncia; Seguridad Pública asegura que personal del recinto inició el ataque
Los trabajadores del INBA aseguran que de no fincarse responsabilidades contra quien resulte responsable, analizarán tomar medidas como suspender actividades. FOTO: Yadín Xolalpa/EL UNIVERSAL
06/06/2015
02:35
-A +A

[email protected]

Todo comenzó cuando un joven caminaba por Avenida Hidalgo, a la altura de la puerta de acceso de empleados del Palacio de Bellas Artes, presuntamente fumando mariguana. Elementos de la Policía Auxiliar lo detuvieron y, según testigos, lo atacaron. Ante la agresión, personal del recinto del INBA salió en su defensa.

“Le dijimos que lo soltaran, que se estaban manchando con él. Eran alrededor de las 9 de la mañana, la gente del Palacio empezaba a llegar y nos acercamos varios a ver qué pasaba, algunos empezaron a sacar sus celulares para grabar y los policías se enojaron, se pusieron muy locos”, dice en entrevista un empleado del recinto.

Después todo fue confusión. Los uniformados, de acuerdo con videos que fueron tomados por los empleados y de los que tiene copia EL UNIVERSAL, agredieron a diversas personas. En total, nueve personas lesionadas, ocho de ellos personal del Palacio de las áreas de comedor, carpintería, museografía, tapicería, estibadores y talleres, uno de ellos menor de edad, y otro joven repartidor de tortillas que, al ver la gresca, se acercó a grabar.

“Yo sólo iba pasando en mi bicicleta con mis tortillas, iba a dejar un pedido pero por venir a ver qué pasaba y querer grabar cómo estaban golpeando a la gente, también me agarraron a mí”, comenta el joven, con heridas en el ojo izquierdo y huellas de suela de bota en su rostro.

Durante la mañana y la tarde hubo diversas versiones de cómo inició el conflicto; se dijo primero que un chico con su bicicleta había querido pasar la valla humana que desde hace días montan los uniformados ante las manifestaciones que se han suscitado en el área. El paso de la bicicleta, dijeron, molestó a los policías.

También se dijo que en la corretiza los uniformados habían logrado ingresar al recinto para continuar con el ataque. Más tarde, los mismos empleados lo negaron. “No lo lograron no porque no quisieran, sino porque nosotros pudimos cerrar las puertas”, asegura una de las personas que labora en el comedor.

Tras la gresca, que duró alrededor de 10 minutos, se llevaron detenidos a cuatro empleados del recinto. Más tarde fueron puestos en libertad sin ningún cargo en su contra. Siete personas fueron llevadas al Hospital Dalinde y a hospitales del ISSSTE, otros más, como el joven de las tortillas, fueron atendidos por personal médico del Palacio.

Por la tarde, el INBA envió un comunicado para informar que como resultado del enfrentamiento la Dirección de Asuntos Jurídicos del INBA había procedido a presentar una denuncia de hechos por lesiones y daño en propiedad ajena ante el Ministerio Público competente. Asimismo, realizaron las “gestiones necesarias” para liberar a los detenidos y parar cubrir los gastos médicos.

Además, indicaron que la directora general del INBA, María Cristina García Cepeda, envió una carta al Secretario de Seguridad Pública del GDF, Hiram Almeida Estrada, para solicitar que se investiguen los hechos.

En respuesta, la Secretaría de Seguridad Pública del DF también envió un comunicado para asegurar que “al realizar una revisión preventiva a un sujeto que fumaba mariguana”, los uniformados fueron agredidos física y verbalmente por varias personas que pretendieron “evitar la detención”.

Los trabajadores desmienten esa versión. “Fueron ellos los que empezaron a golpear, arremetieron contra todo el que iba pasando”, dicen.

La madre del menor, la señora Carmen, quien labora en el comedor, asegura que mandó a su hijo por cebollas. “Sólo fue a un mandado, cuando volvió lo agarraron, sólo porque pasó enfrente de ellos”.

Pero la SSP-DF asegura que en la acción, algunos trabajadores “trataron de impedir que los policías cumplieran con su labor” y aseguraron que “únicamente quedó a disposición del Ministerio Público el implicado en fumar la hierba”.

Los trabajadores adscritos a la Delegación D-III-22 del sindicato del INBA aseguran que de no fincarse responsabilidades contra quien resulte responsable, analizarán tomar medidas como suspender las funciones de la ópera La Traviata y de la Sinfónica Nacional, en protesta por los hechos. En tanto, los grupos artísticos del INBA aseguraron que aún no se ha planteado esa opción.

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS