Se encuentra usted aquí

Colegas lamentan muerte de "Rius"

Como "maestro de varias generaciones" recordaron a Eduardo del Río varios de sus discípulos
FOTO: Archivo.
08/08/2017
10:40
Alida Piñón, Sonia Sierra y Abida Ventura
-A +A

Como uno de los más grandes caricaturistas en México, formador de generaciones de moneros, y precursor de la democratización en México. Así recuerdan caricaturistas y especialistas en el tema a Eduardo del Río Rius, quién falleció esta madrugada en Morelos, a los 83 años de edad. 

"Es uno de los más grandes caricaturistas que han existido en México, sin duda alguna", expresó vía telefónica el periodista y especialista en caricatura mexicana Agustín Sánchez.
 

Artículo

Perfil. Rius, el Supermacho, ateo e hijo del Averno que nos explicó todo

Su obra abarcó temas de política, religión, sexo, música, futbol, economía, filosofía, historia y ecología
Perfil. Rius, el Supermacho, ateo e hijo del Averno que nos explicó todoPerfil. Rius, el Supermacho, ateo e hijo del Averno que nos explicó todo

Para él, al cartonista se le debe en gran parte el proceso de democratización que ha habido en México en los últimos años: "Buena parte de la democratización que tenemos en México, con todos sus asegunes, se lo debemos a  Rius, quién empezó a romper con el presidencialismo mexicano en los años 60 y 70; cuando en México había una censura enorme, él empezó a criticar fuertemente al gobierno totalitario que teníamos en ese momento. Cuando hoy en día mucha gente habla de censura y control, no tiene idea de lo que significó en los años 40, 50 y 60 el gran control que había de los medios y Rius tuvo la fuerza, la calidad de romper con eso", destacó.

Para el caricaturista Arturo Kemchs, Rius y su trabajo marca un parteaguas en la historia de la caricatura mexicana. "Se va a escribir la historia de la caricatura en este país antes de Rius y después de él. 

"Él fue maestro de toda una generación de caricaturistas, muchos de los que ahora estamos en los medios somos alumnos de Eduardo, cuando  estábamos en la prepa lo empezamos a leer y ahora somos caricaturistas profesionales". 

Él, añadió, impulsó a "muchísimas generaciones de caricaturistas". "Son varias generaciones, pero quizá una de las más marcadas o más vigentes es la que estuvimos en La Garrapata con él".

"Muchos de nosotros iniciamos en esa revista, él fue el director, creador de la revista, participó en sus cuatro etapas. Muchos de los que hicieron pininos en esa revista, son caricaturistas que siguieron sus pasos, su tendencia ideológica, su crítica política, él creó toda una generación, como el Fisgón, Ahumada; hasta al mismo Rogelio Naranjo y Helio Flores, quienes de alguna manera son seguidores de Ruis porque aunque son una generación arriba de nosotros, también iniciaron sus grandes trabajos en La Garrapata, en los años 60, en el 68 sobre todo", comentó.

Kemchs recordó que Rius fue el creador de la palabra "moneros" porque él hizo sobre todo "monitos". "No en el plan peyorativo de la palabra, sino que él fue creador de la palabra moneros". "A algunos caricaturistas no les gustaba el término, decían que lo suyo eran caricaturas, pero toda una generación nos identificamos con la palabra moneros y ya se  internacionalizó", dijo.

Rafael Barajas "El Fisgón" indicó que los caricaturistas en México están de luto. "Yo lo quería mucho. Fue uno de los periodistas fundamentales del siglo XX mexicano. Pocas personas en el mundo, pocos periodistas, han logrado tener el impacto que él tuvo entre sus lectores. Fue un caricaturista de referencia, no se puede revisar la Guerra fría en México sin hablar de Eduardo del Río; era un tipo extraordinariamente talentoso, fue un inventor de géneros. Fue realmente importante e increíblemente creativo, marcó a varias generaciones.

"Estoy convencido de que hoy, muchos de los caricaturistas que ejercemos el oficio, lo ejercemos en gran medida por su culpa, seguimos sus pasos y su ejemplo. Fue un hombre muy inteligente y muy bien intencionado. Un maestro generoso, con sus cositas y todo, pero era generoso en cosas que son difíciles de encontrar en este país, era generoso incluso a nivel de crítica; cuando algo no le parecía, te lo decía y eso se agredece. Rius vivió con algo muy raro: con una enorme coherencia. Tenía una calidad ética impecable, podías no estar de acuerdo con él, pero la verdad es que nunca traicionó sus principios ni dijo nada de lo que no estuviera convencido. Tuvo una congruencia ética impecable. Para nosotros su muerte es una pérdida brutal, ya sabíamos que estaba enfermo desde hace tiempo, sabíamos cuál iba a ser el desenlace de su enfermedad pero estamos muy golpeados por su muerte".

Por su parte, el cartonista Jorge Carreño aseguró que Rius fue un caricaturista que, para decirlo en términos actuales, se viralizó. "Fue un hombre que logró transmitir ideas e ideologías a través de dibujos, pero también de dibujos escritos. Él es un caso extraordinario de cómo la caricatura puede ser un gran vehículo para hacer llegar ideas y mensajes a los jóvenes inquietos. Sus revistas, como Los agachados, fueron un fenómeno de comunicación de gran alcance, esto hay que reconocerlo, llegó a las masas. Él es un caso único en la historia de la caricatura en México", destacó. 

Carreño recordó la cercanía que Rius tuvo con sus padres, quienes estuvieron cerca de él en uno de los episodios más difíciles y riesgosos de su vida. "Secuestraron a Rius y lo llevaron a ver unas fosas, allá por el Nevado de Toluca y le dijeron que dejara de atacar al régimen o una de esas fosas sería para él. Cuando lo regresaron, lo dejaron en la calle y él le llamó a mi papá. Mi padre, Jorge Carreño, fue a su encuentro, y mi madre fue a buscar a Rosita, la esposa de Rius", recordó. 

Asimismo, Antonio Helguera sostuvo que Rius es el padre de la caricatura política mexicana. "La caricatura en México era de una manera y fue otra después de él. En el régimen posrevolucionario, con el PRN, PRM y PRI, el control de la prensa era férreo y la caricatura política no existía. Rius llegó a revolucionar todo, militaba en el Partido Comunista y no tenía reparo en llevar sus ideas a las páginas de las revistas y de los periódicos. Esto le valió que lo despidieran de cuanta publicación existía en los años 50 y 60. Así que creó sus propios medios, fundó sus propias revistas, primero Los Supermachos, luego Los Agachados y luego La Garrapata; en estos espacios empezó a hacer los trabajos que todos conocemos, un trabajo bastante subersivo porque se dedicó a concientizar a la gente. Esta fue su gran motivación en la vida: educar y concientizar. Y lo logró con mucho éxito.

"Al inicio del levantamiento Zapatista, el subcomandante Marcos dijo que había sido politizado por Rius. Él, realmente, educó y politizó a generaciones de mexicanos. Además abrió los espacios de libertad de expresión para la caricutura en México, a partir de él los grandes periódicos abren sus páginas a la caricatura crítica. Enormes caricaturistas como Helio Flores y Naranjo se formaron con él en La garrapata. Todos los demás que existimos en todos los demás espacios de prensa, estamos ahí gracias a Rius".

sc

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS