El Cenart organiza actividades que parecen "comercialotes"

Crimen y Castigo
Foto: ESPECIAL
14/08/2017
00:23
Periodistas Cultura
-A +A

El Cenart organiza actividades que parecen comercialotes

Hace unos días la bailarina Elisa Carrillo anunció en sus redes sociales que estaba muy contenta por visitar por primera vez al distribuidor oficial de una marca de zapatillas de la que ella es embajadora. La marca, por su parte, invitó al público a ir para que les midieran sus puntas y se aseguraran de usar las correctas, y, claro, de paso conocer las novedades y descuentos. El evento se llevó a cabo en el Auditorio Blas Galindo y fue organizado por el Centro Nacional de las Artes. Al llamado acudieron unas 400 personas, muchas niñas que estaban genuinamente felices de ver a la artista, convivieron con ella, se tomaron fotos y se echaron al menos media hora de charla sobre las bondades de la marca. Para el Cenart, no fue un comercial sino una oportunidad para que estudiantes y público escucharan a la bailarina “contar sus vivencias en el mundo de la danza, motivar a los estudiantes para trabajar y esforzarse y ofrecer consejos prácticos”. Aunque el director del Centro, Ricardo Calderón, reconoció que se habló de unas zapatillas porque son las que la mexicana usa, insistió en que no fue un asunto comercial, sino “motivacional” para las niñas. ¡Qué genorosa institución! Al final, todos contentos: Elisa, la marca, el Cenart, las alumnas, los papás de las alumnas. Sólo queda una pregunta: ¿Algo de esta actividad “motivacional” llegó a la caja del recinto?

Que no se repita la historia de “El Caballito”

Nos cuentan que en los próximos días la Secretaría de Obras y Servicios (Sobse) de la ciudad presentará al Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) el proyecto de restauración de las esculturas y bienes culturales que restaurarán en Paseo de la Reforma como parte de la construcción de la Línea 7 del Metrobús. Nos aseguran que confían en que el INAH lo evalúe y apruebe enseguida para fijar una fecha de inicio. Las obras, dicen, serán realizadas por personal especializado en restauración de bienes inmuebles y serán supervisadas por el INAH. Según la instancia encargada de la obra de construcción en la avenida, antes de que comenzarán los trabajos hicieron un “levantamiento notarial” del estado actual de las esculturas y jarrones históricos en todo el corredor. Esperemos que esta vez el Instituto, autoridades locales y empresas que harán la restauración trabajen en coordinación y como debe ser. No vayamos a tener otro u otros Caballitos.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS