Reincidentes en buena hora

A pesar de todo. Tercas como son, y cíclicas, han regresado a nuestras calles las jacarandas. Cada año porfían en su mensaje: se le puede ganar al gris. Les basta el color tan suyo combinado con hartos verdes para darle a la Ciudad una noticia: hay que reclamar, aguantar, tener paciencia, sacar fuerza de donde haya, y hallarla, para no cejar.

La soberanía radica en el pueblo

 

El 31 de enero pasado, 10 asociaciones ciudadanas solicitamos al jefe de Gobierno convocara a plebiscito para la ratificación o negativa de la sociedad capitalina a la nueva Constitución de la CDMX, aprobada por la Asamblea Constituyente.

Ante la respuesta negativa por parte del Gobierno de la Ciudad, el 17 de febrero los representantes de las mismas organizaciones promovimos ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación un Juicio de Protección de los Derechos Políticos Electorales del Ciudadano (JDC).

Transparencia, compromiso con la sociedad

Un conjunto de reformas constitucionales y legales han colocado a la trasparencia en México en uno de los mejores momentos de su historia reciente, pero, también, en un punto de arranque para hacer efectivo el ejercicio, sin discriminación ni restricciones, del derecho de acceso a la información y la consecuente exigencia de una efectiva rendición de cuentas del quehacer gubernamental en todo el país. 
 

El PRI madruga la venezolanización de México

Se aprobó la Ley de Seguridad Interior. Permite al Ejecutivo, unilateralmente, sin la venia del Congreso, vistiendo cualquier excusa de “amenaza a la seguridad interior”, declarar estado de excepción, por el tiempo que sea, y poner en las calles, en funciones policiales, a cuanto militar quiera. En el uso de estas funciones el Ejecutivo será impune, pues, reza el Artículo 10: “La materia de Seguridad Interior queda excluida de lo dispuesto en la Ley Federal de Procedimiento Administrativo.” Vivimos la militarización de México.

Quebec y Cataluña

A los que les importan Europa, España, América, Canadá y también el resto del mundo, sin olvidar a nuestro pobre México, lindo y querido, las elecciones de diciembre en Cataluña los tienen en ascuas. No vaya a ser una noche triste de diciembre, cuando se prepara la fiesta alegre navideña. No vayan a sonar de nuevo los versos tremendos de Gil de Biedma: “De todas las historias de la Historia / la más triste sin duda es la de España / porque termina mal”.

El barco tecnológico que México debe abordar

CHICAGO, Illinois.— En la sociedad híperinformada de hoy es fácil sucumbir al escándalo diario del cual nadie se acordará mañana. Cabe preguntarse, ¿qué pasa con los temas importantes y las políticas que determinarán nuestro futuro? Con la cercanía de un nuevo año propongo varios temas a ser considerados, ponderando que el 2018 será año electoral en México y EU.

Es un hecho que las siguientes industrias transformarán la economía mundial y los mercados laborales, por lo que sería bueno subirse al barco y llevarse un pedazo del pastel.

El nuevo mundo

Los logros occidentales encierran varias paradojas. Ofrecen un mundo rápido, cada vez más veloz y lleno de ofertas; adornadas con bellos colores y parafernalias edulcoradas, la mayoría son endebles, escurridizas y con vidas efímeras. Lo efímero no es gratuito: el mundo rápido sustituye el arte de la conversación y modifica el contacto otrora indispensable entre los seres humanos. La mirada, el tacto y la escucha, poco a poco, han sido relegadas.

Páginas