3

Napoleón, genio de batalla, ingenuo en la intimidad

La serie "Napoleón" de la BBC revela a un emperador vulnerable, obsesionado con la fidelidad de Josefina, quien, según la emisión, le era infiel y estaba cansada de su inexperiencia sexual
"¿Ya me has olvidado? ¿O es que sabes que no hay mayor tormento que no recibir una carta de mi dulce amor?", le escribió Napoleón a Josefina en una ocasión. FOTO: Especial
04/06/2015
14:40
MÉXICO
Redacción
-A +A

La concepción idealizada del emperador Napoleón Bonaparte prolifera en los libros de historia. Su intelecto en torno a las tácticas militares y la imponente presencia, pese a sus 1.68 metros de estatura, proyectaron de sí una figura tiránica y megalómana.

No existe duda del genio militar del nacido en Ajaccio en 1769. Comandó los ejércitos más numerosos de la época, supo aliarse adecuadamente, era un prodigioso estadista; conquistó casi todo el occidente y centro de Europa; pero pasaba mucho tiempo fuera de casa, lejos de su esposa Josefina de Beauharnais, con quien contrajo matrimonio en 1796, cuando ella tenía 33 años y él, 27.

La boda de la pareja se dio en el marco del ascenso social de Bonaparte gracias a su capacidad de trabajo y frialdad en el campo de batalla, convertido en general de brigada.

Tan solo días después de su matrimonio, Napoléon fue asignado para comandar al Ejército francés en su invasión a Italia. De ahí no paró de viajar por Europa y África.

Una serie documental transmitida por la BBC y presentada por el historiador Andrew Roberts revela secretos de la intimidad del gobernante que eran poco conocidos: su vulnerabilidad sentimental ante Josefina, su constante temor por la lantente infidelidad a causa de sus largas ausencias y la manera obsesiva en que le enviaba cartas preguntándole si aún le amaba o si ya le había olvidado.

De acuerdo con el portal Daily Mail, la emisión de tres capítulos, "Napoleón", fundamentada en las cartas que el "Petit empereur" le escribía a su consorte, deja ver a un genio militar, un hombre imponente y un prominente político, pero también a un ser vulnerable y necesitado del afecto de una mujer que prefería involucrarse con otros hombres porque estaba cansada de su inexperiencia sexual.

Josefina, que ya había estado casada, tuvo romances con algunas de las principales figuras de Francia. En contraparte, Napoleón vivió contadas relaciones en su vida, era inexperto en el cortejo y en la intimidad; era un hombre "profundamente inseguro con las mujeres", según las evidencias presentadas en la serie.

Relata Roberts al portal inglés que el entonces militar le escribía hasta tres cartas al día y se angustiaba por las escasas respuestas que recibió. "Son las cartas de alguien obsesionado por saber si Josefina le amaba y le estaba siendo fiel, si era o no atractivo para ella".

Ignorante del adulterio de su esposa, el penitente le escribió en una ocasión: "¿Ya me has olvidado? ¿O es que sabes que no hay mayor tormento que no recibir una carta de mi dulce amor?". "Sus letras retratan un amor de cachorro", dice Andrew Roberts.

Proclamado Emperador en 1804, Napoléon se divorció de Josefina en 1809. La versión oficial dicta que la causa principal fue que ella no pudo darle un heredero. Sin embargo, tras indagar en las misivas de la pareja, el investigador sugiere que se debió en gran parte a su "ineptitud sexual".

En 1810 el monarca contrajo matrimonio con María Luisa de Habsburgo-Lorena, de cuya relación nació el heredero Napoleón II.

 

rqm 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS